Las mujeres víctimas de violencia doméstica tienen doble riesgo de enfermedades a largo plazo (J Interpers Violence)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres supervivientes de violencia doméstica corren el doble de riesgo de desarrollar enfermedades a largo plazo que causan dolor generalizado y cansancio extremo, según muestra un estudio realizado por las universidades británicas de Birmingham y Warwick, y publicado en el Journal of Interpersonal Violence.

La investigación muestra que las mujeres que víctimas de violencia doméstica tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar fibromialgia y síndrome de fatiga crónica (SFC) que el resto.

El estudio, el primero de su tipo, examinó los registros de médicos generales entre 1995 y 2017 de 18.547 mujeres que habían sufrido violencia doméstica, en comparación con otras 74.188 mujeres.

Descubrieron que el riesgo de desarrollar fibromialgia y SFC en mujeres que han sufrido abuso doméstico era el doble de la tasa de aquellas que no tenían experiencia registrada por su médico de cabecera, después de tener en cuenta los factores que pueden influir en la asociación. La tasa de incidencia para desarrollar fibromialgia fue un 73% superior y la de SFC, un 91% mayor.

Estos hallazgos se producen después de que un estudio previo dirigido por la Universidad de Birmingham publicado en junio mostrara que las víctimas de violencia doméstica en el Reino Unido tienen tres veces más probabilidades de desarrollar enfermedades mentales graves.

Sin embargo, hasta ahora ha habido pocos estudios diseñados para evaluar la relación entre las mujeres que han sido maltratadas y la probabilidad de que desarrollen enfermedades a largo plazo como la fibromialgia y el SFC.

El investigador Joht Singh Chandan apunta que "el abuso doméstico es un problema de salud pública global, con hasta una de cada tres mujeres afectadas en todo el mundo. Estimaciones recientes del Reino Unido sugieren que el 27,1% de las mujeres han experimentado algún tipo de abuso doméstico, y se espera que una gran proporción de estos casos sean mujeres que hayan sufrido violencia a manos de su pareja".

"Teniendo en cuenta la prevalencia del abuso doméstico y el hecho de que los pacientes que experimentan fibromialgia y SFC a menudo enfrentan retrasos en el diagnóstico debido a una comprensión limitada en general de cómo se causan estas afecciones, es importante que los médicos tengan en cuenta que las mujeres que han sobrevivido al abuso corren un mayor riesgo de estas condiciones", añade.

"Esperamos que estos primeros hallazgos –continúa- cambien la práctica de la atención médica y sean de ayuda en el diagnóstico temprano de fibromialgia y SFC en mujeres que han sido maltratadas".