Las mujeres que dan a luz a niños varones presentan mayor riesgo de depresión posparto (Soc Sci Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las probabilidades de desarrollar depresión posparto aumentan en un 79% cuando las madres tienen hijos varones en comparación con las que tienen niñas, según estudio de la Universidad de Kent (Reino Unido) publicado en Social Science & Medicine.

Además, las mujeres cuyos partos tuvieron complicaciones en el parto fueron 174% más propensas a experimentar depresión posparto en comparación con aquellas que no tuvieron complicaciones. También demostraron que las mujeres con una tendencia a los síntomas de depresión, ansiedad y estrés siempre tenían un mayor riesgo de desarrollar depresión posparto.

Sin embargo, si estas experimentaban complicaciones en el parto se reducía su riesgo a desarrollar depresión posparto. Esto es probable porque estas mujeres suelen recibir un mayor apoyo tras el alumbramiento ya que fueron reconocidas previamente. Este hallazgo sugiere que las intervenciones para apoyar a las mujeres pueden ser efectivas para prevenir el desarrollo de depresión posparto.

Como resultado de sus hallazgos, Sarah Johns y Sarah Myers concluyen que el reconocimiento de que tanto los niños varones como las complicaciones del parto son factores de riesgo de depresión posparto que debería ayudar a los profesionales de la salud a identificar y apoyar a las mujeres que pueden ser más propensas a desarrollar este problema.

"La depresión posparto se puede evitar, y se ha demostrado que brindar ayuda y apoyo adicionales a las mujeres en riesgo puede hacer que sea menos probable que la desarrollen. El hallazgo de que tener un bebé o un parto difícil aumenta el riesgo de una mujer les brinda a los profesionales de la salud dos nuevas y fáciles formas de identificar a las mujeres que se beneficiarían particularmente del apoyo adicional en las primeras semanas y meses", explica Johns.

En su investigación las autoras evaluaron si existe una relación entre el sexo de los hijos y la depresión posparto debido al vínculo conocido entre la respuesta inmune inflamatoria y el desarrollo de síntomas depresivos.

Tanto la gestación de fetos masculinos como la experiencia de complicaciones en el parto se han documentado asociaciones con un aumento de la inflamación, sin embargo, hasta este estudio, sus relaciones con la depresión posparto no estaban claras.

Muchos factores de riesgo conocidos para los síntomas depresivos están asociados con la activación de vías inflamatorias, lo que abre la puerta a identificar nuevos factores de riesgo en función de sus efectos causantes de la inflamación, una idea respaldada por este estudio.