Las mujeres no tienen más probabilidades de morir por cirrosis que los hombres (J Hepatol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo estudio de la Northwestern Medicine (Estados Unidos) ha mostrado que las mujeres no tienen más probabilidades de morir por cirrosis hepática que los hombres, lo que demuestra que esta enfermedad afecta tanto a hombres como a mujeres de forma similar.

Investigaciones anteriores han sugerido que las mujeres podrían tener una mayor mortalidad de la cirrosis hepática que los hombres. Las mujeres también tienen menos probabilidades de recibir un trasplante de hígado. Pero los estudios no eran concluyentes.

"A pesar de lo simple que puede parecer esta pregunta, en realidad no es fácil de entender. Sabíamos que las mujeres no reciben trasplantes de hígado en la misma proporción que los hombres, pero no sabíamos si la cirrosis hepática lleva a más muertes en las mujeres que en los hombres", reflexiona Daniela Ladner, autora principal del trabajo, que se ha publicado en el Journal of Hepatology.

El estudio demuestra que las mujeres con cirrosis tienen una menor mortalidad general pero no hay diferencia en la causa de muerte relacionada con el hígado, a pesar de que la tasa de trasplantes hepáticos es menor en comparación con los hombres. "Lo importante es que los hombres y las mujeres deben ser tratados de manera similar, ya que su riesgo relacionado con la cirrosis es el mismo", apunta Ladner.

Los motivos de la incertidumbre pasada son que los hombres y las mujeres tienen diferentes causas de enfermedad hepática, diferentes niveles de gravedad de la enfermedad hepática y una mezcla diferente de otras condiciones de salud.

Aunque el alcohol es una de las principales causas de enfermedades hepáticas, la mayoría de los pacientes con cirrosis no tienen enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol. Las principales causas de enfermedad hepática se deben a un virus, la hepatitis C, y a la esteatohepatitis no alcohólica asociada a la obesidad.

Los investigadores analizaron una cohorte de 20.045 pacientes con cirrosis usando una base de datos de registros de salud electrónicos de todo Chicago que estaba vinculada con la Red Unida para el Compartimiento de Órganos y los datos de causa de muerte del registro estatal de muertes.