Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico experimentan mala salud más allá de los años reproductivos (J Clin Endocrinol Metab)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP) experimentan mala salud y mala calidad de vida al alcanzar el periodo final de sus años reproductivos, según una nueva investigación publicada en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

El SOP es una enfermedad frecuente pero infradiagnosticada que afecta a entre el 6 y el 18% de las mujeres en edad reproductiva, pero sus efectos secundarios van más allá de la infertilidad y las irregularidades menstruales. También experimentan problemas psicológicos como ansiedad y depresión que continúan después de la menopausia.

"La mayoría de los estudios del SOP se centran en las mujeres durante la edad reproductiva, pero los síntomas como problemas de salud mental y crecimiento excesivo de vello continúan hasta finales de la cuarentena -advierte el investigador principal del estudio, Terhi Piltonen, de la Universidad de Oulu (Finlandia)-. Nuestro estudio se enfoca en esta población y muestra que las mujeres con SOP tienen una menor satisfacción con la vida y peor salud hasta los últimos años reproductivos".

Los investigadores estudiaron una cohorte longitudinal de 5.889 mujeres de 31 a 46 años e identificaron mujeres con SOP de esta cohorte de nacimientos de Finlandia de 1966. Los investigadores encontraron que las mujeres que lo padecían presentaban mala salud y calidad de vida en comparación con aquellas que no presentaban esta patología. El malestar psicológico fue el factor que más contribuyó a la mala calidad de vida.

"Se necesitan más intervenciones para mejorar la calidad de vida de las mujeres con SOP que tienen entre treinta y cuarenta años. Estas mujeres deben someterse a exámenes de detección de problemas de salud mental con regularidad y recibir tratamiento para otros síntomas angustiantes como el crecimiento excesivo de vello", recomienda Piltonen.