Las mujeres con enfermedad intestinal inflamatoria presentan mayor riesgo de enfermedad mental tras ser madres (Gut)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres con enfermedad intestinal inflamatoria (EII) presentan un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad mental después de dar a luz en comparación con la población general, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de Ontario (Canadá) y que ha sido publicado en Gut.

En el trabajo, realizado entre los años 2002 y 2014, más de una quinta parte de las mujeres embarazadas con EII tenían un diagnóstico de salud mental de inicio reciente. Asimismo, las mujeres con EII tenían un riesgo mayor de dos de las cuatro categorías de diagnóstico de enfermedades mentales: trastornos del estado de ánimo (como ansiedad y depresión) y trastornos por uso de sustancias (como la dependencia de opioides).

Estas mujeres fueron tratadas principalmente por médicos en el ámbito ambulatorio y no tuvieron que ser hospitalizadas, si bien no hubo evidencia de un mayor riesgo de trastornos psicóticos (como esquizofrenia o alucinaciones). No obstante, el riesgo apareció elevado en las mujeres con enfermedad de Crohn, pero no en la colitis ulcerosa.

"Estos hallazgos son muy importantes tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud. Si una mujer embarazada con EII sabe que existe un riesgo elevado de enfermedad mental durante el período de posparto, debe hablar sobre este posible riesgo con su proveedor de atención médica. Es importante que los proveedores de atención médica estén conscientes de este mayor riesgo en las mujeres con EII. Juntas, las mujeres y sus proveedores de atención médica pueden buscar oportunidades para prevenir enfermedades mentales durante el embarazo y después del parto, así como identificarlas y tratarlas antes", ha dicho la presidenta y CEO de Crohn's and Colitis Canada, Mina Mawani.