Las mamografías siguen aportando beneficios a las mujeres mayores de 75 años


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mamografías siguen aportando beneficios a las mujeres mayores de 75 años, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Elizabeth Wende Breast Care (Estados Unidos), que se presenta en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA), que se celebra esta semana en Chicago.

"Existe un debate continuo sobre la edad para dejar de examinar la mamografía. Sin embargo, nuestros hallazgos proporcionan datos importantes que demuestran que hay valor en la detección de mujeres mayores de 75 años porque hay una incidencia considerable de cáncer de mama", han señalado los autores.

Para llevar a cabo el trabajo, analizaron datos de 763.256 mamografías realizadas en el Elizabeth Wende Breast Care entre 2007 y 2017. El cáncer detectado en la prueba se diagnosticó en 3.944 pacientes, de las cuales más del 10% tenían 75 o más años de edad.

Asimismo, los investigadores encontraron que el 82% de las neoplasias malignas diagnosticadas eran cánceres invasivos, de los cuales el 63% eran de grado 2 o 3, aquellos que crecen y se propagan más rápidamente. El 98% de los cánceres encontrados pudieron ser tratados quirúrgicamente y se informaron ganglios linfáticos positivos en la escisión quirúrgica en el 7% de los pacientes.

Del mismo modo, 17 cánceres no fueron tratados quirúrgicamente debido a la edad avanzada del paciente o la salud general degradada de la paciente. "La mayoría de los tumores encontrados en este grupo de edad fueron invasivos, y casi todos estos pacientes, el 98%, se sometieron a una cirugía", han detallado los investigadores.

La mamografía desempeña un papel fundamental en la detección temprana del cáncer de mama, ya que puede mostrar cambios en la mama hasta dos años antes de que la mujer o su médico puedan sentirlos. Además, la detección temprana lleva a mejores opciones de tratamiento y mejora la supervivencia, por lo que los autores han aconsejado seguir realizando mamografías a las mayores de 75 años que gozan de una buena salud.