Las estatinas reducen la mortalidad incluso en pacientes de edad muy avanzada: estudio de Veterans Health Administration

  • Debra L. Beck

  • Noticias Médicas de Medscape
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

En un estudio observacional, pacientes del sistema Veterans Health Administration de edad igual o mayor a 75 años sin enfermedad cardiovascular y estatinas prescritas por primera vez, tuvieron disminución de una cuarta parte del riesgo de mortalidad y reducción de 20% del riesgo de muerte de origen cardiovascular durante un promedio de 7 años, en comparación con pacientes equivalentes a los que no se prescribieron los fármacos.[1]

Los hallazgos, basados en más de 320.000 pacientes masculinos predominantemente caucásicos, al principio sin enfermedad cardiovascular aterosclerótica, subrayan la noción de que "la edad por sí sola no debería ser un criterio para no utilizar estos fármacos", comentó a Medscape la Dra. Ariela R. Orkaby, maestra en salud pública, autora principal del estudio publicado en el número del 7 de julio de JAMA.

Los pacientes de edad muy avanzada a menudo son objeto de infratratamiento, sobre todo en prevención primaria, pues muchos médicos consideran innecesario que inicien o continúen medidas preventivas, explicó la Dra. Orkaby, del VA Boston Healthcare System y la Harvard Medical School en Boston, Estados Unidos.

"Con base en datos disponibles no esperamos que las estatinas comiencen a proporcionar beneficio en la prevención primaria hasta que se toman durante cerca de 2 a 5 años. Así que para las personas que tienen una esperanza de vida muy limitada puede no ser una gran idea añadirlas a su cantidad de píldoras o aumentar la posibilidad de que pudieran deteriorarse desde el punto de vista funcional", añadió la Dra. Orkaby.
"Sin embargo, lo que vimos en este estudio es que prescribir estatinas confiere beneficio incluso a pacientes mayores, aun en el curso de 2 años" de seguimiento.

 

Pese a ser de los fármacos más estudiados en el mundo, las estatinas no están bien estudiadas en personas mayores. Menos de 2% de los 186.854 participantes en 28 ensayos sobre estatinas tenían edad igual o mayor a 75 años, escribieron la Dra. Orkaby y sus colaboradores.

Gran parte de lo que se sabe sobre el inicio de tratamiento con estatinas en el grupo de edad mayor o igual a 75 años proviene de análisis de subgrupos infrapotenciados y de pocos estudios observacionales, agregaron los doctores Steven J. Nicholls, Ph. D., de la Monash University en Melbourne, Australia, y Adam J. Nelson, Ph. D., del Duke Clinical Research Institute en Durham, Estados Unidos, en un editorial adjunto.[2] En consecuencia, los datos son ambivalentes y algunos estudios indican beneficio notable, mientras que otros, posible daño.

Los hallazgos actuales "proporcionan apoyo adicional a las guías de tratamiento que cada vez recomiendan más el uso generalizado de tratamiento con estatinas para la prevención de enfermedad cardiovascular aterosclerótica en individuos de edad avanzada", escribieron.

De las 326.981 personas en el análisis, 57.178 (17,5%) eran nuevas usuarias de estatina o iniciaron una estatina durante el periodo de estudio, por lo general simvastatina. Su media de edad era de 81 años, y 97,3% de los pacientes era del género masculino; 90% caucásico, y 72% constituido por exfumadores.

Utilizando puntuaciones de propensión, los autores compararon a usuarios de estatina con los demás pacientes restantes que tenían la misma probabilidad de que se les hubiera prescrito una estatina con base en las características clínicas, pero que no se les prescribió una estatina.

El Dr. Michael W. Rich de la Washington University School of Medicine en St. Louis, Estados Unidos, quien no intervino en el estudio, pero que previamente ha colaborado con la Dra. Orkaby, elogió el análisis al hablar con Medscape.

"Es uno de los mejores estudios que he visto que aborda este tema en particular. Es un gran tamaño de muestra, el análisis fue muy bien realizado y creo que llega a una conclusión inequívoca de que por lo menos en esta población, individuos que comenzaron con estatina por primera vez y que no tenían enfermedad cardiovascular aterosclerótica conocida, se observó una clara menor mortalidad por todas las causas y mortalidad de origen cardiovascular, así como menos riesgo de eventos cardiovasculares compuestos".

Sin embargo, los datos tienen limitaciones, añadió. Los hallazgos son todavía observacionales y podrían confundirse con variables desconocidas y se sabe que la población selecta, principalmente veteranos caucásicos de género masculino, tiene riesgo un poco más elevado de eventos que la población general.

Tal vez incluso más impresionante que las reducciones de riesgo observadas a una media de seguimiento de 6,8 años, son los análisis de sensibilidad a los 2, 4 y 6 años que demostraron que el beneficio se ponía de manifiesto en una etapa temprana, destacó el Dr. Rich.

Los investigadores observaron reducción de 32% del riesgo de mortalidad por todas las causas (p 

El Dr. Rich agregó que el estudio, aunque no es un "vencedor confirmado", lo ha persuadido para modificar su enfoque conservador en relación con la prescripción de estatinas a pacientes de edad avanzada y está mucho más dispuesto a considerarlo.

"Esto no significa que me apresuraré a prescribir sistemáticamente una estatina a mis pacientes de edad igual o mayor a 90 años ni que deberíamos comenzar estatinas en todas las personas mayores de 75 años, ni siquiera en todos los exfumadores del género masculino mayores de 75 ―el tipo de personas de este estudio―, pero creo que proporciona una base más sólida para hablar con los pacientes sobre la posibilidad de iniciar una estatina".

Se están realizando dos estudios que pueden esclarecer más la situación, observaron los autores. En el estudio STAREE se ha reclutado a adultos de 70 años y más en Australia, y se incluye una evaluación serial de puntuaciones cognitivas. Asimismo, en PREVENTABLE se analizará el papel que desempeñan las estatinas en la prevención de la demencia y en la sobrevida sin discapacidad en adultos de 75 años de edad y más.

Sin embargo, ninguno de estos estudios puede resolver por completo la cuestión del uso de estatina como prevención primaria en los adultos de edad avanzada, escribieron. "Aunque estos estudios son necesarios para ampliar la base de evidencia para adultos mayores, es improbable que en cualquier estudio se reclute a grandes números de individuos de edades muy avanzadas, de raza negra y personas con demencia, como los que se incluyeron en este estudio".

La Dra. Orkaby ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente; los posibles conflictos de intereses de los demás autores aparecen en el estudio. El Dr. Rich ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente. El Dr. Nicholls ha declarado recibir apoyo para investigación de AstraZeneca, Amgen, Anthera, Eli Lilly, Novartis, Cerenis, The Medicines Company, Resverlogix, InfraReDx, Roche, Sanofi-Regeneron y LipoScience, y recibir honorarios por consultoría de AstraZeneca, EliLilly, Anthera, Omthera, Merck, Takeda, Resverlogix, Sanofi-Regeneron, CSL Behring, Esperion y Boehringer Ingelheim. El Dr. Nelson ha declarado no tener ningún conflicto de interés económico pertinente.