Las estatinas no provocan deterioro de la memoria o la cognición en ancianos (JACC)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Ante la preocupación de los consumidores de que las estatinas puedan estar asociadas al deterioro cognitivo o de la memoria, un nuevo estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology ofrece tranquilidad, ya que no se han encontrado diferencias en la tasa de memoria o deterioro cognitivo de los usuarios de estatinas de edad avanzada en comparación con quienes no las consumen.

"No solo las estatinas son uno de los medicamentos más recetados en el mundo sino que existe una fuerte evidencia de que reducen la mortalidad en pacientes con enfermedades cardíacas, ictus, diabetes, enfermedades renales y otros trastornos lipídicos. Lo más importante es que las estatinas no están asociadas a un riesgo de grandes eventos adversos para la salud", explica Katherine Samaras, endocrinóloga del Hospital St. Vincent de Melbourne (Australia) y autora principal del estudio.

Los investigadores examinaron los cambios en la memoria y la cognición global con respecto al uso de estatinas durante un período de observación de seis años y dos años de estudios de volumen cerebral utilizando el Estudio de Memoria y Envejecimiento de Sydney, con participantes de edad avanzada sin demencia.

Los psicólogos y las enfermeras recogieron datos cada 2 años en 4 ocasiones durante el período de 6 años. Los médicos diagnosticaron la presencia de enfermedad cardíaca, enfermedad cerebrovascular, hipertensión y diabetes tipo 2, y clasificaron a los pacientes en función de su uso o no de estatinas.

Los 1.037 participantes tenían entre 70 y 90 años y eran un 98% caucásicos y australianos (67%) o europeos (18%).

Los investigadores emplearon cinco pruebas de memoria para evaluar el nuevo aprendizaje y el recuerdo a corto y largo plazo utilizando tareas de memoria verbal y visual. La cognición global evaluó la memoria más la velocidad de procesamiento, el lenguaje, la capacidad visoespacial y la función ejecutiva.

A todos los participantes se les ofreció realizar de resonancia magnética cerebral (MRI) al inicio del estudio, con 529 pacientes que aceptaron y 408 sometidos a una resonancia magnética dos años más tarde. Se descubrió que los usuarios de estatinas y los que nunca las usaron tenían un volumen cerebral total similar, volúmenes cerebrales en el hipocampo y parahipocampo al inicio del estudio sin diferencias significativas dos años después.

En general, no se encontraron asociaciones entre el uso de estatinas y la cognición entre el inicio y los seis años de observación. Sin embargo, encontraron una interacción protectora entre el uso constante de estatinas, la enfermedad cardíaca y el cambio de seis años en la puntuación total de la prueba de memoria y aprendizaje. Entre los pacientes con enfermedad cardíaca, los usuarios de estatinas mostraron una tasa de disminución más lenta en esta prueba en comparación con los que nunca tomaron estos fármacos.