Las enfermedades respiratorias se mantienen como tercera causa de muerte en España con 46.812 defunciones al año


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las enfermedades respiratorias se mantienen como tercera causa de muerte en España, con 46.812 muertes al año, lo que supone un 11,4% del total de las 410.611 defunciones que registrados en un año en la geografía española, según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes a 2016.

De esta forma, las muertes por patologías del sistema respiratorio decrecieron un 9,7% en 2016 respecto a 2015, pero a pesar de ello continúan en el tercer lugar entre las dolencias más mortales, después de las enfermedades del aparato circulatorio, con 119.778 defunciones anuales (29,2% del total), y los tumores, con 112.839 defunciones anuales (27,5% del total) y que son la primera y segunda causa de muerte en España, respectivamente.

Respecto a los tumores, el cáncer de pulmón fue el primer cáncer en causar mortalidad en los hombres y en las mujeres se observa un aumento en la mortalidad (4.058 en 2014; 4.366 en 2015 y 4.563 en 2016), aunque los primeros en ser causa de muerte entre las mujeres siguen siendo los de mama y colon.

En 2016, las muertes por enfermedades respiratorias decrecieron por primera vez un 9,7% tras dos años consecutivos de un aumento de esta causa de muerte. Así, en 2015 se registró un gran aumento de fallecimientos por esta causa, del 18,3% respecto a 2014, cuando en 2014 ya se había producido otro incremento por esta causa de muerte del 3% respecto a 2013.

Por comunidades autónomas, las tasas brutas de mortalidad más elevadas debido a estas enfermedades se dieron en Castilla y León (143,9 fallecidos por 100.000 habitantes), el Principado de Asturias (140,0) y Extremadura (139,3). Por su parte, Extremadura registró la mayor tasa estandarizada de mortalidad debido a las enfermedades del sistema respiratorio (116,5), seguida de Canarias (115,3) y la Región de Murcia (113,0).

"Además de tres enfermedades crónicas, de amplia prevalencia en la población, como son el asma, la EPOC (enfermedad obstructiva crónica) y la apnea del sueño, la neumología afronta una enfermedad adictiva: el tabaquismo", ha señalado Juan Antonio Riesco, neumólogo y secretario de Relaciones Institucionales de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), que añade que "en España, la incidencia del cáncer de pulmón es de más de 28.000 casos, y está relacionado íntimamente igual que la EPOC con el consumo de tabaco".

Coincidiendo con este experto, el neumólogo y miembro del Comité de Relaciones Institucionales de SEPAR Agustín Valido ha señalado que la mortalidad en enfermedades respiratorias aumentan, "principalmente, debido a los efectos que el tabaco tiene en el desarrollo de enfermedades como el cáncer de pulmón y crónicas como la EPOC, y algo menos por las epidemias de gripe y por la neumonía". Además, Valido puntualiza que "ya se están observando los efectos de la incorporación de la mujer al hábito tabáquico".

De hecho, los datos del INE muestran que la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres ha aumentado un 12,5% en solo dos años. Por género, las enfermedades respiratorias fueron la tercera causa de muerte tanto entre hombres como entre mujeres, con una tasa bruta de fallecimiento de 114,9 muertes por 100.000 habitantes en varones y de 87,2 muertes por 100.000 habitantes en el caso de las féminas, de nuevo por detrás de los tumores (primera causa de defunción en hombres, con una tasa bruta de 300,9 muertes por 100.000 habitantes) y las enfermedades del aparato circulatorio (primera causa de defunción en mujeres con una tasa bruta de 272,7 muertes por 100.000 habitantes).

Entre las enfermedades respiratorias causantes de mayor mortalidad figuran los tumores, causantes de una mayor mortalidad, con el cáncer de pulmón en primer lugar, un 2,6% más de fallecimientos que en 2015, y el cáncer de colon, con un incremento del 2,2% respecto a ese mismo año, según información del INE.

Así, destaca el cáncer de pulmón, con 22.155 defunciones (17.598 en hombres y 4.557 en mujeres); las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, con 15.071 defunciones (11.011 en hombres y 4.060 en mujeres); y la neumonía, con 9.310 defunciones (4.090 en hombres y 5.220 en mujeres).

Precisamente, también entre los hombres, estos tipos de tumores fueron los más frecuentes, ya que se registró un aumento de muertes del 2,1% por cáncer de pulmón y bronquios y del 3,4% por el de colon. En cambio, entre las mujeres los tumores que causaron mayor mortalidad no afectaron al aparato respiratorio: fueron el de mama, con un aumento de defunciones del 2,4%, seguido del cáncer de colon, con un incremento del 0,6%.

Los mayores descensos de defunciones respecto a 2015 correspondieron a las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, que comprende la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y sus diferentes formas, tales como la bronquitis crónica y el enfisema. En hombres, las muertes por estas enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores bajaron un 8,8% respecto a 2015 y en mujeres un 11,8%.

"Sin duda, en este descenso se refleja el importante desarrollo terapéutico e investigador que se ha producido entorno a estas enfermedades en los últimos años. Conocemos cada vez mejor la EPOC lo que nos permite un mejor manejo de la misma", ha comentado Valido.