Las embarazadas con preeclampsia triplican su riesgo de desarrollar demencia vascular (BMJ)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres embarazadas que desarrollan preeclampsia tienen un riesgo de demencia más de tres veces mayor que aquellas sin esta complicación durante el embarazo, según un estudio del Statens Serum Institut de Copenhague (Dinamarca).

La preeclampsia es una de las principales causas del parto prematuro, y se caracteriza por inflamación de los vasos sanguíneos. Se presenta entre el 2% y el 10% de los embarazos, generalmente después de las 20 semanas de gestación. Además de la presión arterial elevada, puede causar niveles anormalmente altos de proteínas en la orina y retención de líquidos.

Basándose en las historias clínicas de más de un millón de mujeres en Dinamarca, los investigadores encontraron que el mayor mayor riesgo para las mujeres con antecedentes de preeclampsia fue el desarrollo de la llamada demencia vascular, que se cree causada por una serie de accidentes cerebrovasculares pequeños o un suministro sanguíneo deficiente al cerebro. El riesgo de enfermedad de Alzheimer fue solo un poco más alto que entre las mujeres sin antecedentes de preeclampsia.

Los estudios anteriores ya relacionaron la preeclampsia con el deterioro cognitivo y los cambios cerebrales dentro de un año del embarazo. Las mujeres que experimentan preeclampsia también tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiaca tardía, ictus, presión arterial alta y diabetes.

"Hemos acumulado suficiente evidencia de que los efectos de la preeclampsia en la salud de una mujer no se limitan al embarazo. Ahora sabemos que la preeclampsia debe considerarse como un marcador del aumento del riesgo de morbilidad vascular en el futuro. El conocimiento de esto está mejorando: en sus últimas pautas, tanto la Asociación Americana del Corazón como la Sociedad Europea de Cardiología incluyen declaraciones acerca de considerar un historial de complicaciones del embarazo al evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular de una mujer", explica Heather Boyd, autora principal del estudio, que se ha publicado en The BMJ.

Para examinar los vínculos entre la preeclampsia y la demencia, los investigadores utilizaron los datos del registro nacional para identificar a 1.178.005 mujeres que habían dado a luz en Dinamarca entre 1978 y 2015, un poco más del 4% de las cuales experimentaron preeclampsia durante uno o más embarazos. Las mujeres fueron evaluadas durante un promedio de 21 años.

Incluso después de ajustar otros factores que podrían influir en el riesgo de demencia, como la enfermedad cardiaca y la diabetes, los investigadores encontraron que el riesgo de demencia vascular de inicio tardío (después de los 65 años) fue 6,5 veces mayor entre aquellas con antecedentes de preeclampsia. También tenían un riesgo un 50% mayor de desarrollar Alzheimer y un riesgo un 40% mayor de otras demencias.

"Todavía no sabemos cómo identificar a las mujeres con antecedentes de preeclampsia que tienen mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Pedirle a los cardiólogos que vean a todas las mujeres con antecedentes de preeclampsia a intervalos regulares durante el resto de sus vidas sería excesivo y colapsaría rápidamente los sistemas de salud", reconoce la investigadora.

Por eso, recomienda que las mujeres que han tenido preeclampsia grave, especialmente la preeclampsia de inicio temprano o la preeclampsia con complicaciones vasculares, al menos tengan un seguimiento regular por parte de sus médicos internistas.