Las embarazadas con diabetes tipo 1 tienen más riesgo de parto prematuro (Ann Internal Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las embarazadas con diabetes tipo 1 corren un mayor riesgo de dar a luz prematuramente. El riesgo aumenta a medida que aumentan los niveles de glucosa en la sangre, si bien las mujeres que mantienen los niveles recomendados también corren el riesgo de tener un parto de este tipo, según una investigación del Instituto Karolinska y de la Academia Sahlgrenska (Suecia), publicados en Annals of Internal Medicine.

El riesgo es mayor entre las que tienen niveles de glucosa en la sangre superiores al 8-9% (aproximadamente 60-70 mmol/mol), pero incluso las que lo mantienen por debajo del 6,5% (equivalente a

El estudio consistió en relacionar el Registro Médico Sueco de Nacimientos con el Registro Nacional Sueco de Diabetes para los años 2003 a 2014. Los investigadores identificaron 2.474 niñps nacidos de mujeres que registraron niveles de hemoglobina glucosilada (HbA1c) a largo plazo durante el embarazo, que fueron comparados con 1,16 millones de niños nacidos de mujeres sin diabetes.

Aproximadamente el 22% de los niños de mujeres con diabetes tipo 1 nacieron prematuramente, lo que puede compararse con menos del 5% de los nacidos de mujeres sin diabetes tipo 1. El 37% de las mujeres con diabetes tipo 1 y un nivel de HbA1c superior al 9% dieron a luz prematuramente. Sin embargo, incluso el 13% de las personas que cumplieron con las recomendaciones actuales sobre el azúcar en sangre dieron a luz demasiado pronto.

"Este es el primer estudio lo suficientemente grande como para demostrar una relación clara entre los diferentes niveles de HbA1c y el nacimiento prematuro. Nuestro estudio se ha llevado a cabo a nivel nacional y por lo tanto proporciona un resultado que puede aplicarse a la mujer promedio con diabetes tipo 1", explica el principal autor del trabajo, Jonas F. Ludvigsson.

El estudio también encontró un mayor riesgo de que estos recién nacidos sean grandes para su edad gestacional, se lesionen durante el parto, experimenten problemas respiratorios, bajos niveles de azúcar en sangre y sufran de falta de oxígeno (asfixia), además de mayores tasas de mortalidad neonatal entre los que están expuestos a altos niveles de azúcar en sangre durante el embarazo. También se relacionó el riesgo de mortinato con los niveles de HbA1c en mujeres embarazadas con diabetes tipo 1.