Las células de la microglía difieren entre sexos (Cell Rep)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La células de la microglía, células inmunitarias del sistema nervioso central, son diferentes en ratones machos y hembras. Investigadores del Centro Max Delbrück de Medicina Molecular (Alemania) informan sobre las características específicas del sexo en un artículo publicado en Cell Reports. Sus hallazgos podrían cambiar la manera en que tratamos las enfermedades neurológicas.

Las microgliales velan por la salud del cerebro a todas horas. Cuando detectan patógenos o una lesión a través de sus proyecciones móviles, se trasladan al lugar del problema e intentan salvar lo que todavía se puede rescatar, pero lo hacen de manera bastante diferente según el sexo del animal.

"Nos sorprendió mucho encontrar tantas diferencias entre las células de la microglía de ratones machos y hembras", reconoce Susanne Wolf, autora principal del estudio.

Junto con sus colegas de Charité-Universitätsmedizin Berlin y un grupo de investigadores de Varsovia, Wolf realizó un estudio sobre la estructura y la función de la microglía, utilizando cortes cerebrales y células aisladas. "Resulta que los cerebros de los ratones machos tienen más células microgliales", dice Wolf. Según esta investigadora, esa no es la única diferencia: los cuerpos celulares de las células inmunitarias del cerebro masculino son más grandes que en las femeninas.

También determinaron no solo qué genes son activos en las células masculinas y femeninas sino también qué proteínas producen estos genes. "Identificamos más de 1.000 genes y de 300 a 400 proteínas que están reguladas de manera diferente según el sexo", dice Wolf. Muchos de ellos son más activos en la microglía masculina, como los que están involucrados en la producción de moléculas de defensa.

Además, todo sugiere que las células masculinas también actúan de forma diferente que las células femeninas. "La microglía de los animales machos parece estar permanentemente alerta, lista para atacar y mantener el orden", dice Wolf, y añade que las pruebas muestran que hay niveles de voltaje más altos en las membranas de las células masculinas, incluso cuando están inactivas. Además, la superficie celular contiene más de esas proteínas responsables de estimular a los linfocitos T durante la inflamación.