Las actividades de humanización en Urgencias, en un nivel superior


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los servicios de salud cada vez prestan mayor atención, no solo a curar a las personas, sino a ofrecerles un trato digno que tenga en cuenta sus aspectos psicosociales. En este ámbito, los servicios de Urgencias destacan de manera especial, por las particularidades de los pacientes a los que atienden y por su funcionamiento. Así se puso de manifiesto en el 30º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), que tuvo lugar en Toledo del 6 al 8 de junio.

Una de las mesas de debate del encuentro se dedicó a la humanización en Urgencias. En ella, Fernando Prados, viceconsejero de Humanización Sanitaria de la Comunidad de Madrid, mostró los resultados del Plan de Humanización de Urgencias y Emergencias de esta comunidad autónoma. “Vamos a seguir avanzando en la humanización de la Sanidad, y será difícil que no sea el pilar de cualquier cosa que se ponga en marcha”, apuntó. La idea es incorporar esta filosofía a todas las actividades de los centros y unidades sanitarios, que vaya calando poco a poco y a lo largo de todo el trayecto que el paciente realiza por la Sanidad.

En la Comunidad de Madrid se crearon grupos de trabajo en las diferentes líneas, una de ellas Urgencias y Emergencias, con el fin de identificar necesidades, demandas e intereses concretos. Posteriormente, se establecieron comisiones de humanización en los distintos hospitales y dispositivos como el Servicio de Urgencia Médica de Madrid, SUMMA, que cuentan con la participación de profesionales, pacientes y de la Administración.

Entre el año 2017 y 2019, se plantearon 372 actividades, a las que se sumaron la Escuela Madrileña de Salud. Para el año 2017, las acciones programadas fueron 78 en hospitales, 38 centralizadas, 19 en Atención Primaria y 14 en el SUMMA. Según Prados, el 90 por ciento fueron ejecutadas, gracias al seguimiento realizado y a la implicación de las comisiones mencionadas.

En Urgencias, destaca la implicación de los profesionales

En Urgencias destaca especialmente el compromiso de los profesionales y su sensibilidad hacia los pacientes, apuntó Prados, y muestra de ello es que las actividades programadas en estos servicios se han puesto en marcha de modo “muy superior” a los de otras líneas. En el aspecto cuantitativo, Urgencias también sobresale; de hecho, es donde más actividades relacionadas con la humanización se desarrollarán en el año 2018.

Otra comunidad autónoma que ha emprendido una acción específica y global es Castilla-La Mancha, con el Plan Dignifica, que tiene el objetivo de crear lo que denominan una “red de humanización” a nivel regional. Regina Leal, gerente del Servicio de Salud SESCAM, afirmó que esta área es uno de los pilares del sistema sanitario castellano-manchego, y muestra de ello es la creación de la Dirección General de Humanización. Concretó su charla en el Plan de Garantías de los Servicios de Urgencias, que tiene como objetivo dar una mejor respuesta a los pacientes y profesionales, garantizando una serie de aspectos clínico-asistenciales, de cuidados, seguridad y dignidad, derivados del análisis y respuesta de un sistema experto. Este Plan de desarrolla con un sistema de información adjunto que permite dar la respuesta más rápida y adecuada.

Objetivo: Ingresos en Urgencias en menos de 12 horas

Así, esta acción busca asegurar que el paciente que acude a Urgencias ingresa en menos de 12 horas, pues la espera se vive con mucha frustración, según Leal. El balance de este programa muestra haber conseguido que el porcentaje de pacientes en Urgencias pendientes de ingreso a las 8 de la mañana se haya reducido un 43 por ciento, el tiempo medio de permanencia, un 51 por ciento, y la demora en el ingreso, un 60 por ciento.

El plan también persigue procurar al paciente acompañamiento e intimidad y hacer visible al acompañante frágil. También se ocupa de que estén atendidos en cuanto al aseo y la comida y que reciban la información adecuada. Otras medidas del plan es el abordaje integral y precoz del dolor, de la violencia de género o de pacientes con trastorno mental. En cuanto al profesional, se trabaja por que los procesos sean ágiles y evitar la saturación, aparte de que reciban un reconocimiento profesional.

Una Ley para evitar la demora

Con la Ley de Garantías en Urgencias en la que trabaja esta comunidad autónoma se prevé un paso decisivo en este terreno. Esta normativa fijará una demora en el ingreso inferior a 12 horas y garantizará que la recepción, acogida y clasificación del paciente que llega a Urgencias se realiza en los primeros 10 minutos. Por otro lado, se establecerá por ley el permiso de acompañante para personas con trastorno mental o alteraciones del nivel de conciencia, para dependientes y menores de edad.