Lacruz: “Los pacientes no deben participar en el proceso de fijación de precio de los medicamentos, solo en su evaluación terapéutica”


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La definición y la fijación de precio en materia de decidir cuánto va a costar uno u otro medicamento, más allá de ser transparente en el proceso, supone trasladar a la ciudadanía una preocupación económica de la que debe ocuparse el sistema. Es decir, una vez realizada la evaluación terapéutica de un medicamento en la que ya se está contando con la participación de los pacientes, no es correcto transferir la decisión de la fijación del precio de ese fármaco al paciente. Así lo ha manifestado Patricia Lacruz, directora general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS).

“El paciente no tiene que preocuparse de lo que cuesta un medicamento más allá de la garantía al acceso equitativo que tenga, y eso lo debe garantizar el sistema”, ha subrayado. Esta ha sido la posición de la representante ministerial ante una pregunta del auditorio del último ‘Desayuno POP’ del año, organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes, con la colaboración de la Fundación AstraZeneca, que se ha celebrado en las instalaciones de la agencia de noticias Servimedia.

Al hilo de esa argumentación, Lacruz ha querido manifestar los logros conseguidos en materia de transparencia en el ámbito de la aprobación de nuevos medicamentos innovadores. En este sentido, ha aludido a la resolución de transparencia de precios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), firmada a finales de mayo y en la que ha participado España, entre otros 19 países miembros. “Por tanto, nos creemos la transparencia de precios y damos pasos en este sentido”, ha dicho. En este sentido, también ha aludido al buscador del estado de financiación de los medicamentos de acceso libre a través de la web del Ministerio de Sanidad. Aunque ha añadido que “tenemos y debemos seguir dando pasos en el ámbito de la transparencia cogidos de la mano de otros países”.

El paciente y Valtermed

En lo que se refiere a la medición de resultados, la directora del SNS ha señalado que el paciente tiene una voz relevante en términos de reportar las mejoras sobre la calidad de vida que aportan los nuevos medicamentos. Para ello ha referenciado el nuevo sistema Valtermed presentado por Sanidad a finales del pasado mes de octubre, un sistema de información corporativa del SNS cuya finalidad es medir la efectividad terapéutica de los medicamentos para reducir la incertidumbre y contribuir a tomar mejores decisiones sobre el uso de estos fármacos.

Para el desarrollo de la fase 2 de Valtermed, Lacruz ha señalado que se enfrentan a tres grandes retos en los que ya se está trabajando: la integración de los sistemas de información con las comunidades autónomas y con otros sistemas de información corporativa; la explotación interactiva de los datos extraídos del propio sistema; y el fomento de la participación activa del paciente en el propio sistema.

“Por tanto, uno de los retos que persigue Valtermed es que el propio paciente acceda al sistema de información y que registre, a través de los cuestionarios validados, los resultados -tanto en el estado basal como en el seguimiento que se deba tener con la periodicidad que corresponda- lo que ese medicamento le está reportando en términos de calidad de vida. En este ámbito, la voz del paciente consideramos que es insustituible”, ha manifestado la directora de Cartera Básica de Servicios del SNS.

Participación en los comités

En ese mismo contexto relacionado con la participación de los pacientes en la evaluación de la eficacia de los medicamentos, el jefe adjunto del departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS), Antonio Blázquez, que también ha participado en el debate, ha señalado: desde la agencia “también necesitamos a los pacientes en lo que se refiere a nuestra actividad regulatoria”. Es importante completar la visión del evaluador del medicamento con la opinión de los pacientes, para ello, los pacientes ya forman parte de los comités de los órganos decisores: el Comité de Evaluación del Medicamento y el Comité de Seguridad, en los aspectos de post-autorización.

“En este último comité, la participación del paciente es muy muy relevante, ya que se deben tomar decisiones importantes relacionadas con las alternativas terapéuticas en las que muchas veces no se tiene en cuenta la visión de los pacientes o las dificultades que se puede encontrar”, ha especificado Blázquez.

“Los pacientes -ha continuado- ya han sido incluidos en casi todas las fases del procedimiento regulatorio porque su visión y experiencia real completa la necesaria evolución técnica en todas estas decisiones y permite una comunicación más eficiente entre paciente y regulador”. El representante de la AEMPS ha adelantado que está en marcha un real decreto con el que esta participación del paciente en las comisiones de evaluación de la agencia quede regulada de manera formal.

Grupos de pacientes aliados

Otro ejemplo de participación del paciente en las decisiones terapéuticas lo ha expuesto Ana Herranz, jefa de sección del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Gregorio Marañón. A su juicio, los pacientes no solo deben tener voz en el proceso de regulación de los medicamentos, sino “durante toda la vida de uso de esos fármacos”.

En el caso del hospital en el que ejerce, Herranz ha explicado que, con el objetivo de mantener una organización más flexible en la que se incorporen los pacientes, en el centro hospitalario han puesto en marcha un proyecto que incluye la creación de grupos de pacientes aliados por patologías. De estos grupos, dos representantes forman parte del grupo director del centro -en este caso- de enfermedades inmunomediadas, y participan en las reuniones de dirección del hospital como un miembro más de pleno derecho.

Este proyecto novedoso se puso en marcha en enero y, hasta la fecha, “está dando buenos resultados porque nos están ayudando a incorporar a las decisiones del centro su análisis de la atención que les ofrecemos, su percepción y su visión”, ha subrayado Herranz.

Por su parte, Alfonso Aguarón, patient adviocate y director del proyecto de la Asociación Lung Cancer Europe ha aportado la visión de la participación de los pacientes en la Agencia Europea del Medicamento (EMA), y se ha mostrado muy optimista en cuanto al rumbo que se está siguiendo. La más recelosa en cuanto al punto en el que estamos ha sido Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organización de Pacientes (POP), quien ha manifestado que aún se debe incrementar y mejorar la participación del paciente en la evaluación de la tecnología sanitaria.

“Los pacientes debemos estar en toda la cadena de valor, ya que cuando participamos mejoramos los procesos y eso es fundamental para mejorar los procesos en salud”, ha subrayado. Para ello, considera fundamental la incorporación de diferentes perfiles de pacientes en función del proceso de que se trate, “apostando por su formación, creando así pacientes expertos que sean capaces de trasladar su visión y necesidades de manera estructurada para participar en los procesos de investigación o de evaluación”.