La vitamina D puede proteger frente al asma asociada a la contaminación en niños obesos (J Allergy Clin Immunol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins (Estados Unidos) ha demostrado que la vitamina D puede ser protectora para los niños obesos asmáticos que viven en entornos urbanos con alta contaminación del aire en el interior, proveniente de fuentes como los cigarrillos o la quema de velas e inciensos.

La nueva investigación ha evaluado tres factores: los niveles de contaminación del aire en los hogares, los niveles de vitamina D en la sangre y los síntomas del asma en 120 niños en edad escolar con asma preexistente en el área de Baltimore (Estados Unidos). Un tercio de los participantes también eran obesos. Los niños fueron evaluados al inicio del estudio y tres veces durante los siguientes 9 meses.

En general, encontraron que tener niveles bajos de vitamina D en sangre estaba relacionado con los efectos respiratorios perjudiciales de la contaminación del aire interior entre los niños obesos con asma. Por el contrario, en los hogares con la mayor contaminación del aire en interiores, los niveles más altos de vitamina D en sangre se relacionaron con menos síntomas de asma en los niños obesos.

"Lo que más nos sorprendió fue que los hallazgos del estudio mostraron que los efectos fueron más pronunciados entre los niños obesos. Esto destaca un tercer factor en juego: la epidemia de obesidad. El estudio ayuda a aclarar ese riesgo cuando se considera la susceptibilidad individual al asma", explica Sonali Bose, autora principal del estudio, que se ha publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice.