La vacunación con BCG redujo marcadamente el riesgo de infecciones respiratorias en adultos de edad avanzada

  • Giamarellos-Bourboulis EJ et al – Cell - 1 de septiembre de 2020

  • Informes clínicos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Liz Scherer | Informes Clínicos | 7 de septiembre de 2020

Conclusión práctica

  • Hallazgos preliminares del estudio ACTIVATE indican que la vacunación con el bacilo de Calmette-Guérin (BCG) protege contra nuevas infecciones respiratorias en poblaciones de edad avanzada en riesgo.

  • Se necesitan más datos para determinar si la respuesta inmunitaria inducida por la vacunación con BCG disminuye el riesgo de COVID-19.

Relevancia

  • En el estudio ACTIVATE II de fase 4 en la actualidad se está reclutando a participantes para determinar si la vacunación con BCG ofrece protección contra COVID-19.

Resultados fundamentales

  • 198 pacientes (78 asignados a placebo; media de edad: 79,6 años; 72 vacunados con BCG; media de edad: 79,9 años).

  • La vacunación con BCG disminuyó significativamente la incidencia de nueva infección hasta los 12 meses:

    • HR: 0,55 (IC del 95% [IC 95%]: 0,31-0,97).

  • El máximo beneficio se observó en infecciones respiratorias de probable origen vírico que requirieron tratamiento:

    • HR: 0,21 (IC 95%: 0,06-0,72).

  • En el análisis de regresión de Cox escalonada, la vacunación con BCG al parecer fue un factor protector independiente contra nuevas infecciones hasta el mes 12:

    • HR: 0,56 (p=0,048).

  • Se observó una tendencia a menos efectos adversos (EA) graves con BCG frente a placebo, y los EA no graves fueron similares entre los grupos.

Diseño del estudio

  • Estudio aleatorizado prospectivo de doble enmascaramiento.

  • Financiación: Instituto Helénico para el Estudio de Sepsis; Horizon 2020 ImmunoSep (UE).

Limitaciones

  • Análisis provisional.

  • Tamaño relativamente pequeño de la muestra.

  • No se repitió la prueba de Ensayo de Liberación de Interferón Gamma después de la vacunación.

  • No se contó con datos serológicos de la infección.

  • Faltaron datos de BCG al nacimiento.