La vacuna de Moderna puede tener un ligero margen de seguridad frente a la vacuna de Pfizer/BioNTech

El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Miriam Davis,PhD | Informes Clínicos | 17 de junio de 2022

Conclusión práctica

  • En un estudio comparativo directo de la seguridad a largo plazo de las vacunas de ARNm (38 semanas) contra la COVID-19 encontró un pequeño margen que favorecía a la vacuna de Moderna (mRNA-1273) frente a la vacuna de Pfizer/BioNTech (BNT162b2) en un estudio de cohortes a nivel nacional en veteranos ancianos en Estados Unidos. 
  • Se observaron muy pocas diferencias de seguridad a los 42 o 14 días tras la primera dosis.

Relevancia

  • Este es uno de los primeros estudios comparativos directos de seguridad con una muestra nacional.
  • Los resultados sugieren que ambas vacunas son seguras.

Diseño del estudio

  • Estudio prospectivo de cohortes de 433.672 veteranos emparejados durante 38 semanas de seguimiento tras la primera dosis de la vacuna de ARNm.
  • Se compraron historias clínicas electrónicas (enero-septiembre de 2021) para evaluar un gran panel de potenciales acontecimientos adversos.
  • Financiación: Departamento de Asuntos de Veteranos de Estados Unidos.

Resultados fundamentales

  • Edad media, 69 años (la mayoría varones).
  • La vacuna de Pfizer/BioNTech (frente a la de Moderna) presentó estas estimaciones de exceso de acontecimientos adversos a las 38 semanas por cada 10.000 personas:
    • 10,9 (IC del 95 % [IC 95 %], 1,9-17,4) ictus isquémicos.
    • 14,8 (IC 95 %, 7,9-21,8) infartos de miocardio.
    • 11,3 (IC 95 %, 3,4-17,7) otros eventos tromboembólicos.
    • 17,1 (IC 95 %, 8,8-30,2) lesiones renales.
  • Se encontraron pequeñas diferencias de magnitud en los acontecimientos adversos a los 42 días tras la primera dosis.
  • Se observaron pocas diferencias a los 14 días de la primera dosis.

Limitaciones

  • Diseño observacional.
  • No se pueden descartar resultados que se puedan explicar por secuelas de la infección por SARS-CoV-2.