La vacuna de ADN sintético contra el virus del Ébola muestra una potente eficacia a largo plazo

  • Patel A & al.
  • J Infect Dis
  • 10 oct. 2018

  • de Priscilla Lynch
  • Univadis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una nueva vacuna de ADN sintético confirió protección completa frente a la infección por el ebolavirus (EBOV) Zaire en una nueva investigación preclínica prometedora publicada en el Journal of Infectious Diseases.

Los autores del estudio señalaron que, a pesar de los recientes avances en el desarrollo de vacunas experimentales contra el virus del Ébola, sigue existiendo una importante necesidad de vacunas candidatas que induzcan respuestas inmunitarias de larga duración y que puedan administrarse a poblaciones vulnerables incapaces de recibir vacunas elaboradas con virus vivos atenuados o con vectores virales.

Los investigadores diseñaron novedosas vacunas de ADN sintético de la glicoproteína del virus del Ébola (EBOV-GP) y evaluaron el impacto de la administración de las vacunas y la vía de administración en la protección frente al virus del Ébola en modelos animales. Se hizo un seguimiento de la inmunogenicidad a largo plazo durante más de un año, seguido de una dosis de refuerzo a los 12 meses.

Dos inyecciones de la vacuna mediante una administración intradérmica simple, más tolerable y con ahorro de dosis, seguidas de electroporación, generaron una fuerte inmunogenicidad y fueron 100 % protectoras frente a la exposición al virus del Ébola letal. Paralelamente, los investigadores observaron que la administración de la vacuna con ADN EBOV-GP indujo respuestas inmunitarias a largo plazo que fueron detectables durante al menos un año después de la última vacunación y generaron una fuerte respuesta de recuerdo después de la dosis de refuerzo final.

De acuerdo con el Dr. David B. Weiner, el investigador principal, “una vacuna de ADN contra el virus del Ébola como esta podría constituir una importante herramienta nueva para la protección y estamos entusiasmados por conocer los resultados de los futuros estudios”.