La Unión Europea prevé un rápido aumento de los casos de COVID-19 y pide solidaridad a los países


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Unión Europea registrará un rápido aumento de los casos de infección por el nuevo coronavirus durante las próximas semanas, según el último análisis del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), por lo que la Comisión Europea ha pedido solidaridad entre los Estados miembros para hacer frente a esta enfermedad, al tiempo que ha reclamado que las medidas que adopten a nivel nacional no perjudiquen al resto.

La directora del ECDC, Andrea Ammon, trasladó este mensaje a los ministros de Salud de la UE en la reunión extraordinaria que mantuvieron en Bruselas para compartir las medidas que han adoptado para atajar la propagación de la enfermedad.

En una rueda de prensa posterior, tanto la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, como el comisario de Gestión de Crisis, Janesz Lenarcic, pidieron a los Estados miembros que muestren solidaridad y no adopten acciones que puedan perjudicar al resto.

Entre las medidas adoptadas por los países, destacan las del Gobierno italiano, que ha prohibido por decreto las entradas y salidas de la región de Lombardía y otras 11 regiones consideradas "zonas rojas", desde el 8 de marzo y hasta el 3 de abril, tiempo suficiente para detectar cualquier posible nuevo caso del coronavirus.

Este decreto supone una ampliación de las "zonas rojas" ya instauradas, en las que solo se permiten los desplazamientos en caso de emergencia. Además supone el cierre de los centros educativos, gimnasios, piscinas y spas, museos, centros culturales, cines, teatros y estaciones de esquí. Los centros comerciales solo podrán abrir de lunes a viernes.

Las provincias que pasan a ser "zona roja" son Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rímini, Pésaro y Urbino, Venecia, Padua, Treviso, Asti y Alessandria.

En el documento, se expone que, para evitar la propagación del coronavirus en estas zonas, se evite "absolutamente todo movimiento" hacia o desde estos territorios, excepto los viajes que estén motivados por situaciones "inevitables de trabajo o de emergencia".

Se pide a las personas con síntomas de problemas respiratorios o de fiebre (más de 37,5 grados) que se quedan en casa y limiten el contacto con otras personas.

Temporalmente, el Gobierno de Italia también planearía suspender los actos organizados en lugares públicos donde se reúnen gran cantidad de personas como pueden ser las escuelas de baile, teatro o pubs, entre otros.

Por su parte, el Gobierno de Francia ha decretado la prohibición de que se celebren reuniones o concentraciones de más de 1.000 personas. El nuevo coronavirus se ha cobrado 19 víctimas mortales en el país y cuenta con más de 1.000 personas contagiadas.

Mientras tanto, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que cada vez se está más cerca de poder tener vacunas y tratamientos efectivos contra el nuevo coronavirus.

En la rueda de prensa diaria, Tedros recordó que el pasado mes de febrero el organismo de Naciones Unidas convocó una reunión con más de 400 científicos para identificar las prioridades en la investigación del nuevo coronavirus.

Fruto de esta reunión se ha publicado una hoja de ruta sobre investigación y desarrollo de vacunas y terapias contra el nuevo coronavirus en la que, según explicó el director general de la OMS, se informa sobre la historia natural del virus, la epidemiología, diagnóstico, manejo clínico de los pacientes, así como las consideraciones éticas y sociales que puede llevar asociado.

"La hoja de ruta se centra en la investigación que puede salvar vidas en este momento, así como en las prioridades de investigación que hay que llevar a cabo a más largo plazo", declaró Tedros, para señalar que, hasta el momento, la OMS ha recibido solicitudes de revisión y aprobación de 40 pruebas de diagnóstico, 20 vacunas están en desarrollo y están en marcha muchos ensayos clínicos con tratamientos.

En el mundo hay más de 110.000 casos confirmados y más de 3.800 muertes. China es el país más afectado, con más de 80.000 casos y más de 3.100 defunciones, aunque la incidencia está disminuyendo desde hace días. Preocupa más el aumento de casos en el resto del mundo, donde hay cerca de

30.000 casos confirmados en otros 93 países, aparte de China.