La UE incrementa al nivel máximo la coordinación ante el coronavirus


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Unión Europea activó ayer lunes el Dispositivo Integrado de Respuesta Política de la UE a las Crisis (DIRPC) en respuesta a la propagación del nuevo coronavirus para mejorar la coordinación a nivel comunitario a la nueva enfermedad.

"La actual escala del brote ha demostrado la necesidad de coordinar aún más nuestras acciones a nivel de la UE", ha apuntado la UE en un comunicado. "Por consiguiente, la presidencia de turno croata ha decidido el 2 de marzo de 2020 aumentar el nivel de Dispositivo Integrado de Respuesta Política de la UE a las Crisis pasando del modo de comunicación compartida al modo de activación completa", ha añadido.

Este nivel de activación del DIRPC permite concentrarse en la identificación de las lagunas en cada sector y trabajar en medidas concretas de respuesta de la UE en mesas redondas coordinadas por la presidencia de turno.

Estas reuniones permitirán poner en contacto a representantes de la oficina del presidente del Consejo Europeo, la Comisión Europea, el Servicio Europeo de Acción Exterior, de los Estados miembros afectados y otras partes relevantes.

En ellas se preparan, desarrollan y actualizan las propuestas de acción que serán luego debatidas y eventualmente aprobadas por el Consejo Europeo.

Este mismo lunes la Comisión Europea anunció la creación de un gabinete de crisis integrado por cinco comisarios para coordinar la respuesta europea a la propagación del coronavirus, una iniciativa que coincide con el cambio del nivel de riesgo de contagio en la UE a "de moderado a alto".

El Centro Europeo de Prevención de Enfermedades (ECDC) informó a través de una actualización de su evaluación de la situación que el riesgo asociado a la infección por el coronavirus en la Unión Europea y Reino Unido "se considera actualmente de moderado a alto".

En total se han producido hasta la fecha 38 muertes en la UE, territorio en el que se han identificado cerca de 2.200 casos, según los datos ofrecidos por el ECDC. Italia sigue a la cabeza de los países europeos con más casos, seguida de Francia, Alemania y España.

Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, reconoció que la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, COVID-19, "no es la gripe", pero aseguró que con medidas correctas la epidemia se puede detener.

La semana pasada, el organismo de Naciones Unidas elevó a “muy alto" el riesgo de contagio del nuevo coronavirus, cuyo número de casos en China está comenzando a descender, detectándose en las últimas 24 horas nueve veces más casos fuera del país asiático que dentro.

En este sentido, Tedros recordó que la principal preocupación que tienen las autoridades sanitarias a nivel mundial son los brotes del nuevo coronavirus que están ocurriendo en Corea del Sur, Italia, Irán y Japón. "La República de Corea ahora ha reportado más de 4.200 casos de coronavirus 22 muertes, lo que significa que tiene más de la mitad de todos los casos fuera de China. Sin embargo, los casos en esta región parecen provenir principalmente de los cinco grupos que sospechamos que han podido provocar el brote", dijo.

Son datos que, el director general de la OMS consideró "importantes", porque indican que las medidas de contención del virus están funcionando y que, por tanto, la epidemia puede ser contenida. No obstante, ha reconocido que se está ante un terreno desconocido, ya que nunca antes se había visto que un patógeno respiratorio sea capaz de realizar una transmisión comunitaria.

"La contención del nuevo coronavirus es factible y debe seguir siendo la máxima prioridad para todos los países. Con medidas tempranas y agresivas se puede tener la transmisión y salvar vidas", ha recalcado Tedros, para avisar de que la OMS no va a "dudar" en nombrar a esta situación como una "pandemia", si la evidencia científica así lo sugiere.

Finalmente, Tedros ha asegurado que el organismo va a continuar prestando orientación, basada en la evidencia, a los países y a las personas para evaluar el riesgo de cada uno, así como para ayudar a tomar las decisiones más correctas en cada caso, ya que no existe un enfoque único para todos.

El balance actual en todo el mundo indica que el número de defunciones causadas por COVID-19 superan las 3.100 y el de casos confirmados asciende a más de 91.000.

En España se han confirmado hasta el momento 150 casos, según el Ministerio de Sanidad. De ellos, siete están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en estado grave y 13 son profesionales sanitarios. Por el momento, hay 14 positivos en los que no se ha podido identificar el origen del contagio.

Según los datos del Ministerio de Sanidad a las 12 horas de este martes, Madrid lidera con 49 positivos, seguida de Cataluña y Valencia, ambas con 15. Por detrás, se sitúan Andalucía y País Vasco (13), Cantabria (10), Castilla y León (8), Castilla-La Mancha (7), Canarias (7), Extremadura (6), La Rioja (3), Baleares (2) y Asturias y Navarra con uno. Aragón, Galicia, Murcia, Ceuta y Melilla continúan libres de coronavirus.