La transcripción y latencia del VIH es distinta en los diferentes tejidos del organismo (PLoS Pathogens)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los mecanismos que gobiernan la transcripción y la latencia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) difieren en el intestino y la sangre, según un estudio publicado en PLoS Pathogens por Steven Yukl y colegas del Centro Médico de Asuntos de Veteranos de San Francisco y la Universidad de California, San Francisco (Estados Unidos). Según los autores, los hallazgos podrían aportar información para nuevas terapias dirigidas a tratar el VIH.

Los medicamentos antirretrovirales disponibles prolongan significativamente la esperanza de vida en las personas que viven con el VIH. Sin embargo, el virus puede escapar a las defensas del huésped y al tratamiento con medicamentos estableciendo una infección silenciosa reversible en los linfocitos T CD4+.

Esta infección latente, que se caracteriza por la transcripción inactiva del VIH, representa la principal barrera para una cura. Aunque gran parte de la investigación hasta la fecha ha resaltado la importancia de los linfocitos T CD4+ en la sangre como reservorios para el VIH latente, cada vez es más evidente que el intestino puede desempeñar un papel integral como un gran reservorio importante para el virus.

Para comparar los mecanismos que inhiben la transcripción del VIH en el intestino y la sangre, Yukl y colegas cuantificaron las transcripciones del VIH en células de la sangre y el recto de individuos infectados por el VIH tratados de manera efectiva con medicamentos antirretrovirales.

Los investigadores encontraron que diferentes mecanismos bloquean la transcripción del VIH y subyacen a la latencia del VIH en los linfocitos T CD4+ en la sangre y los intestinos. Además, los hallazgos sugieren que el recto puede enriquecerse para la latencia de células infectadas, o que las células estén en un estado de latencia más profundo.

Es importante tener en cuenta estas diferencias en los bloques de transcripción del VIH a la hora de diseñar terapias que tengan como objetivo interrumpir la latencia del VIH en todos los compartimientos de tejido. En particular, las células infectadas en el recto pueden ser menos susceptibles a los agentes diseñados para revertir la latencia o pueden requerir diferentes tipos de terapias.