La terapia sublingual para la alergia al cacahuete se muestra efectiva y segura (J Allergy Clin Immunol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) han comprobado que pequeñas dosis de proteína de cacahuete debajo de la lengua pueden ofrecer protección segura y sustancial contra la alergia a este alimento.

Se trata de la inmunoterapia sublingual (SLIT), que implica poner una cantidad minúscula de proteína de cacahuete licuada debajo de la lengua, donde se absorbe inmediatamente en el torrente sanguíneo para desensibilizar el sistema inmunitario a grandes cantidades de proteína del cacahuete.

Publicada en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, la investigación dirigida por Edwin Kim, muestra que SLIT podría ofrecer a los pacientes una forma segura y efectiva de protegerse de reacciones alérgicas graves o incluso anafilaxia.

"Como padre de dos niños con alergias a los frutos secos, conozco el miedo que sienten los padres y la necesidad de mejores tratamientos -asegura Kim-. Ahora tenemos los primeros datos a largo plazo que muestran que la inmunoterapia sublingual es segura y tolerable, a la vez que ofrece una gran cantidad de protección".

En terapia sublingual, la pequeña cantidad de proteína de cacahuete debajo de la lengua se absorbe de inmediato. Debido a que la proteína evita la digestión, los pacientes reciben mucha menos cantidad, aproximadamente 0,0002 mg inicialmente. Esta cantidad se aumenta luego en el transcurso de los meses a solo 2 mg.

En el artículo publicado, los investigadores mostraron que, al final de la terapia, el 67% de los pacientes podían tolerar al menos 750 mg de proteína de cacahuete sin efectos secundarios graves. Alrededor del 25% podría tolerar 5.000 mg.

Los datos muestran que la terapia sublingual fue tan efectiva como la inmunoterapia oral y planteó menor riesgo de efectos secundarios graves. El efecto secundario más común fue picor alrededor de la boca que duró aproximadamente 15 minutos y no necesitó tratamiento. Nadie abandonó el estudio de varios años debido a los efectos secundarios.