La terapia inmunosupresora para la enfermedad inflamatoria intestinal no aumenta el riesgo de cáncer de vulva o vagina (Digest Liver Dis)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

En un nuevo estudio retrospectivo, investigadores de los Países Bajos han observado que el uso de la terapia inmunosupresora no aumenta la aparición o recurrencia de cáncer vulvar o vaginal en mujeres con enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Sin embargo, informan sobre la aparición temprana del cáncer y de linfomas en algunas pacientes, lo que es muy raro en el tracto genital. Sus resultados aparecen en Digestive and Liver Disease.

Los medicamentos inmunosupresores son la piedra angular para el tratamiento de la EII, pero se han asociado a un mayor riesgo de ciertos cánceres, incluyendo el linfoma y el cáncer de las vías urinarias. Los autores del presente estudio investigaron si el uso de estos fármacos también aumenta el riesgo de cáncer vulvar y vaginal.

Recuperaron datos histopatológicos de todas las pacientes de EII con neoplasias vulvovaginales de la red nacional y el registro de informes de histopatología y citopatología de los Países Bajos (PALGA) durante un período de 24 años, de 1991 a 2015. Los historiales médicos de estas pacientes se obtuvieron de los médicos que los trataban, incluidos los datos demográficos, el historial de medicamentos, el estado del VPH, el hábito de fumar y el uso de medicamentos inmunosupresores.

Hallaron que la tasa de carcinoma vaginal y vulvar o de neoplasia en etapa previa en pacientes con EII no difería significativamente de la de la población general. Además, en las pacientes de EII, el uso de medicamentos inmunosupresores no aumentó el índice de estas enfermedades. Sin embargo, las pacientes con EII que fueron tratadas con terapia inmunosupresora eran, en promedio, 11 años más jóvenes que otras pacientes con EII cuando se les diagnosticó cáncer vaginal o vulvar. El 67% de las mujeres con cánceres vulvovaginales tenían enfermedad de Crohn frente al 33% con colitis ulcerosa.

"Un alto porcentaje de tumores relacionados con el VPH podría explicar la edad más joven en el momento del diagnóstico. El VPH está fuertemente asociado a tasas más altas de cáncer vaginal en la población general, y otras investigaciones sugieren que las pacientes con EII tienen un mayor riesgo de otros cánceres, incluido el de cuello uterino", explica la investigadora Maxine D. Rouvroye. "Desafortunadamente, nuestros datos sobre el estado del VPH son incompletos, ya que el estado del VPH fue analizado en muy pocos casos."