La terapia hormonal para el cáncer de próstata puede aumentar el riesgo de demencia (JAMA)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los pacientes que reciben terapia hormonal para el cáncer de próstata tienen un mayor riesgo de desarrollar Alzheimer o demencia, según un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Pensillvania (Estados Unidos) y que ha sido publicado en JAMA.

En concreto, de los 154.089 hombres del estudio, 62.330 recibieron terapia de privación de andrógenos durante los dos años del diagnóstico de cáncer de próstata y 91.759 no lo hicieron. De los pacientes con cáncer de próstata que recibieron esta terapia hormonal, el 13% se diagnosticó más tarde de Alzheimer, en comparación con el 9% que no recibió la terapia.

Asimismo, el 22% de los pacientes con cáncer de próstata que recibieron terapia de privación de andrógenos fueron diagnosticados de demencia, en comparación con el 16% que no recibió la terapia. "Por lo que sabemos, este es uno de los estudios más grandes hasta la fecha que examinan esta asociación y que siguió a los pacientes durante un promedio de ocho años después de su diagnóstico de cáncer de próstata", comentan los autores.

Se ha demostrado que la terapia hormonal, que se suele usar en pacientes con metástasis o con un alto riesgo de recaída, reduce drásticamente la propagación y la progresión de la enfermedad. El tratamiento funciona al reducir los niveles de hormonas masculinas para evitar que estimulen el crecimiento de las células cancerosas de la próstata.

A pesar de los beneficios de la terapia, su uso ha provocado controversias, ya que algunas pruebas sugieren que la disminución de los niveles de andrógenos puede aumentar los factores de riesgo para el Alzheimer y la demencia, incluida la pérdida de masa corporal magra, diabetes, enfermedades cardiovasculares y depresión. Además, también se ha visto que puede afectar a la función cognitiva al impedir el crecimiento de las neuronas y la regeneración de los axones.

Después de ajustar varios factores, como otras entidades médicas, la gravedad de la enfermedad y las características sociodemográficas, como la edad y el estado civil, los investigadores determinaron el índice de riesgo para los pacientes con cáncer de próstata que reciben terapia hormonal.

Con todos los demás factores iguales, el equipo de investigación determinó que los pacientes con cáncer de próstata que reciben terapia hormonal se enfrentan a un aumento del riesgo de desarrollar Alzheimer y demencia, en comparación con pacientes que no han recibido este tratamiento.