La terapia a largo plazo con estrógenos altera la composición microbiana y la actividad en el intestino (Sci Rep)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La terapia a largo plazo con estrógenos altera la composición microbiana y la actividad en el intestino, tal  como ha mostrado un estudio realizado con ratones por investigadores de la Universidad de Illinois, Estados Unidos, publicado en Scientific Reports.

Asimismo, según el trabajo, la enzima B-glucuronidasa (GUS) desempeña un papel fundamental en el metabolismo de los estrógenos sintéticos del tracto intestinal. En este sentido, los científicos creen que cambiando la química en el intestino se podría mejorar la eficacia y seguridad a largo plazo de los suplementos de estrógeno para mujeres posmenopáusicas y pacientes con cáncer de mama.

Si bien los hallazgos deben ser replicados en humanos, la investigación ofrece información sobre el impacto de la terapia de reemplazo de estrógenos en la expresión de genes microbianos y puede explicar por qué las respuestas de los pacientes individuales a la terapia hormonal pueden variar.

En concreto, los científicos dividieron 40 ratones hembra en cinco grupos de tratamiento, que fueron tratados con diversos estrógenos, administrados solos o en combinación con el fármaco receptor de estrógenos bazedoxifeno. Los ratones fueron alimentados con una dieta alta en grasas y les quitaron los ovarios a las 10 semanas de edad para replicar el ambiente deficiente en estrógenos asociado con la menopausia.

Después de seis semanas de tratamiento, los investigadores extrajeron muestras de ADN de los ratones para examinar la transcripción génica y, a su vez, examinaron el microbiota en el intestino grueso, y en sus muestras fecales para evaluar la diversidad microbiana y la actividad en sus tractos digestivos.

"Observamos que ambos niveles de actividad GUS fecal y ácido glucurónico, un subproducto del metabolismo de los estrógenos, disminuyeron después de que los ratones fueran tratados con estrógenos conjugados y bazedoxifeno. Esto respalda nuestra hipótesis de que la administración de suplementos de estrógeno afecta la composición del microbioma intestinal y el metabolismo de los estrógenos", han argumentado los científicos.

Asimismo, al examinar la abundancia de familias bacterianas comunes en la microbiota fecal, los investigadores observaron niveles más altos de varios microbios, incluidos lactobacilos y estreptococos.