La telemedicina ayuda a los pacientes con hipertensión y hipercolesterolemia a cumplir objetivos

  • Jenny Blair
  • Resúmenes de artículos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Conclusión práctica

  • Un programa remoto de dosificación de medicamentos puede funcionar mejor que la simple formación de los pacientes para mejorar la hipertensión o la hipercolesterolemia.

Relevancia

  • La presión arterial elevada y el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-c) son factores de riesgo importantes para la enfermedad cardiovascular aterosclerótica.
  • Controlarlos puede ser un proceso con un alto consumo de recursos y que supone múltiples ajustes de medicamentos.
  • A menudo no se alcanzan los objetivos establecidos por las guías clínicas, lo que pone en riesgo a muchos pacientes.

Diseño del estudio

  • Estudio de cohortes en el Mass General Brigham de Boston, Estados Unidos (n = 10.803).
  • Los participantes eran adultos con presión arterial y/o colesterol elevados.
  • Se les ofreció un programa integral de tratamiento a distancia dirigido por un orientador del paciente y respaldado por farmacéuticos que incluía:
    • Formación.
    • Integración de dispositivos para presión arterial en el hogar.
    • Dosificación de medicamentos.
  • El programa no requería conocimientos digitales.
  • El grupo de control solicitó solo formación.
  • Criterio de valoración: cambios en la presión arterial y el LDL-c.
  • Financiación: Mass General Brigham Health System, AllWays Health Partners, Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH).

Resultados fundamentales

  • 1.266 pacientes solicitaron solo formación.
  • Edad media, 65 años.
  • Mediana de tiempo en programas de hipertensión y LDL-c: 103 días y 131 días, respectivamente.
  • El 11 % declaró que el inglés no era su lengua madre.
  • Con administración remota frente a solo formación (a los 6 y 12 meses):
    • La presión arterial sistólica media cambió en −8,7 y −9,7 mmHg frente a −1,5 y +0,2 mmHg, respectivamente.
    • El LDL-c se redujo en una media de 35,4 y 37,5 mg/dl frente a 9,3 y 10,2 mg/dl.
  • Los resultados fueron similares cuando se analizaron por raza, etnia y lengua madre.

Limitaciones

  • No aleatorizado.
  • Muchos pacientes abandonaron el programa antes de tiempo.