La taquicardia en pacientes con cáncer puede ser indicativa de un mayor riesgo de mortalidad


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Los pacientes con cáncer que experimentaron taquicardia dentro del año posterior al diagnóstico de cáncer tuvieron tasas de mortalidad más altas hasta 10 años después del diagnóstico de taquicardia, según una investigación presentada en la conferencia Advancing the Cardiovascular Care of the Oncology Patient, celebrada Washington (Estados Unidos), donde se dieron cita especialistas en cardiología y oncología.

La taquicardia sinusal comporta que el corazón lata más rápido de lo normal mientras está en reposo y puede causar palpitaciones y molestias. Además del tratamiento del cáncer, también puede ocurrir como resultado de otros procesos, como coágulos de sangre que causan un infarto de miocardio o un ictus, insuficiencia cardiaca, desmayos o muerte súbita. En el estudio, los autores definieron la taquicardia sinusal como una frecuencia cardiaca de más de 100 latidos por minuto (lpm) diagnosticada mediante electrocardiograma.

"La taquicardia es un proceso secundario a una enfermedad subyacente y refleja el estrés y la enfermedad de los órganos de múltiples sistemas en pacientes con cáncer --apunta uno de los autores del estudio, Mohamad Hemu, residente del Rush University Medical Center de Chicago. Como resultado, el paso inicial más importante es averiguar qué está causando la taquicardia. Se deben descartar las causas reversibles, como la deshidratación y las infecciones. Además, se deben tener en cuenta los procesos cardiopulmonares como la embolia pulmonar y otras arritmias. Una vez que se descartan todas las demás causas de taquicardia, entonces es más probable que la taquicardia sinusal sea un marcador de peor pronóstico en estos pacientes".

Los científicos analizaron a 622 pacientes con cáncer, incluido cáncer de pulmón, leucemia, linfoma o mieloma múltiple entre 2008 y 2016. Los pacientes eran mujeres en un 60,5%, el 76,4% blancos y tenían una edad promedio de 70 años; el 69,4% de la cohorte se clasificó con cáncer en etapa 4 y el 43% tenía cáncer de pulmón.

El estudio incluyó a 50 pacientes con taquicardia y 572 pacientes de control sin taquicardia. Los pacientes incluidos en el estudio tuvieron taquicardia en más de tres visitas clínicas diferentes dentro del año del diagnóstico, excluyendo antecedentes de embolia pulmonar, disfunción tiroidea, fracción de eyección inferior al 50%, fibrilación auricular y frecuencia cardiaca superior a 180 lpm.

Los científicos evaluaron la mortalidad para los pacientes ajustando los datos por la edad y otras características que fueron significativamente diferentes entre una frecuencia cardiaca de más de 100 lpm y menos de 100 lpm. Las características incluyeron raza, albúmina, hemoglobina, bloqueadores beta, enfermedad renal, uso de anticoagulantes y tipo de cáncer.

También examinaron el ajuste de mortalidad según la edad y otras características clínicamente relevantes, como raza, enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, tabaquismo y radiación. La taquicardia fue un predictor significativo de la mortalidad general en ambos modelos. De los pacientes que experimentaron taquicardia, el 62% murió dentro de los diez años del diagnóstico, en comparación con el 22,9% del grupo de control.

"Estamos aprendiendo continuamente acerca de los riesgos de enfermedad cardiaca únicos a los que se enfrentan los pacientes con cáncer, y nuestro estudio muestra que la taquicardia es un pronóstico importante independientemente del tipo de cáncer. Por eso, es de vital importancia gestionar conjuntamente el cáncer y las enfermedades cardiacas para garantizar que los pacientes reciben el tratamiento más efectivo posible -dijo la autora principal, Tochi M. Okwuosa-. Sin embargo, debemos realizar más estudios para determinar si la gestión de la taquicardia en pacientes con cáncer tendrá algún efecto sobre la supervivencia".