La Sociedad Española de Epidemiología aconseja a las embarazadas vacunarse frente a la gripe y la tos ferina


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha aconsejado a las mujeres embarazadas vacunarse frente a la gripe y la tos ferina, recordando que estas vacunas son seguras durante la gestación y aportan un claro beneficio tanto para la salud de la madre como la del bebé.

Un informe elaborado por el Grupo de Trabajo sobre Vacunaciones de la SEE indica que durante el embarazo se producen cambios inmunológicos y fisiológicos que pueden aumentar la susceptibilidad de la madre y del recién nacido frente a infecciones graves.

Ante esto, han propuesto que se lleven a cabo actividades de formación y sensibilización de los profesionales de salud, ya que a la hora de tomar la decisión de vacunarse, para las embarazadas es determinante la recomendación de los profesionales sanitarios. Además, han solicitado a la Administración y a los gestores sanitarios que establezcan objetivos homogéneos, medidos con indicadores de coberturas de vacunación antigripal y frente a la tos ferina en las mujeres embarazadas.

Según han demostrado diversos estudios, el riesgo de hospitalización por gripe en mujeres embarazadas respecto a mujeres no embarazadas es elevado. Los mecanismos por los que se aumenta el riesgo podrían explicarse, al menos en parte, por un aumento de la demanda cardiovascular o por cambios en el sistema inmunitario mediados por hormonas.

"Cuando una embarazada padece la gripe, el riesgo de que su hijo sea prematuro, tenga bajo peso al nacer o desarrolle sepsis neonatal es superior al resto de recién nacidos. También se ha observado asociación entre el padecimiento de la gripe durante el embarazo y los abortos o las muertes fetales", explican los expertos.

Por ello, insisten en que la vacunación de la mujer gestante con vacuna antigripal inactivada no contiene virus vivos, por lo que no supone ningún riesgo para ella ni para el feto y está especialmente recomendada tanto en los países europeos como en España en cualquier trimestre del embarazo.

Sin embargo, a pesar de estas recomendaciones, la cobertura de vacunación en mujeres embarazadas en España es baja (29,4% en la temporada 2017-2018). Además, en un estudio realizado en España en mujeres embarazadas con gripe grave que requirieron ingreso hospitalario solo se había vacunado el 3,6%, cuando el riesgo de hospitalización es 7,8 veces mayor que el de las mujeres en edad reproductiva no embarazadas.

Con la vacunación antigripal se produce una transferencia de la madre al feto de los anticuerpos generados por la vacunación. En este sentido, un ensayo clínico mostró que la eficacia de la vacuna a embarazadas para prevenir la gripe durante los primeros 4 meses de vida del niño era del 67,9%.

Por su parte, la tos ferina sigue siendo una infección importante en el mundo. Muchos países con buenos programas de vacunación han experimentado un resurgimiento de la enfermedad. En España se ha mantenido la cobertura de vacunación superior al 95% para las tres dosis básicas y entre 93% y 95% para cuatro dosis.

No obstante, se ha observado un aumento de la incidencia de tos ferina entre 1998 y 2016 (de 0,8 a 8,8 por 100.000 habitantes). De hecho, en 2016 hubo tres muertes por tos ferina en recién nacidos menores de dos meses. Al mismo tiempo, un estudio realizado en Cataluña y Navarra mostró que el 14,9% de los casos fueron hospitalizados y el 91% fueron niños menores de 6 meses, siendo la fuente de infección para la mayoría de estos casos un contacto doméstico, especialmente sus madres.

Por todo ello, los departamentos de salud de diferentes países recomiendan a las mujeres embarazadas una dosis de vacuna de tos ferina acelular entre las semanas 26 y 36 de gestación para proteger al recién nacido. Además, al proteger a la madre también se evita que ella sea fuente de infección.

La cobertura de vacunación de las madres con la vacuna de la tos ferina en 2017 fue del 80% según datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. "Esta cobertura, aunque se puede considerar aceptable, se podría mejorar a través del consejo de los profesionales que atienden a las mujeres durante el embarazo. La vacunación de las madres en todos los embarazos, se considera en la actualidad la medida más efectiva para reducir los casos graves y muertes por tos ferina en lactantes y, por lo tanto, se debe recomendar su administración a todas las mujeres entre la semana 26 y 36 del embarazo", concluyen los epidemiólogos.