La semFYC inicia la publicación de fichas de recomendaciones dirigidas a pacientes para controlar a los enfermos crónicos durante el confinamiento


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La mayoría de las consultas presenciales que se reciben en atención primaria provienen de pacientes con patologías crónicas. Por este motivo la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha iniciado la publicación de fichas de recomendaciones para realizar el control de estos enfermos durante el confinamiento de las principales enfermedades crónicas.

Varios Grupos de Trabajo de la semFYC han constatado la necesidad de "apoyar al conjunto de profesionales sanitarios de distinto perfil que están respondiendo consultas desde distintos espacios asistenciales, tanto consultas telefónicas como puntos de atención continuada urgente".

Para ello se están realizando fichas de consulta rápida que permiten responder a aquellas que personas que presentan enfermedades crónicas y tienen importantes dudas sobre qué hacer, cómo actuar y cómo manejar su patología o patologías durante el periodo de confinamiento.

Así, la semFYC ha empezado a publicar una serie de decálogos destinados a orientar a profesionales de enfermería e incluso médicos que realizan controles telefónicos estructurados; se calcula que, en el actual contexto, cada médico de familia puede estar realizando en torno a 250 llamadas de control semanal, tanto a pacientes crónicos como a personas que sufren patologías respiratorias con cuadro de COVID-19 pero sin confirmación vía test.

Cada uno de estos documentos está siendo elaborado por los respectivos Grupos de Trabajo de la semFYC y orientado a las necesidades de consulta rápida que hay en la actualidad. Algunos de estos documentos (EPOC y asma) cuentan con una doble versión. Una de ellas dedicada a los médicos; otra, a los propios pacientes, a quienes se dirigen con un vocabulario sencillo y fácil de entender.

Algunas de las recomendaciones para pacientes que aparecen en estos documentos son comunes a las diferentes patologías. En concreto, se aconseja a los pacientes no dejar la medicación que tienen prescrita; extremar la higiene de manos; mantener el confinamiento y la distancia de dos metros respecto a otras personas con riesgo con las que se conviva; y consultar con el centro de salud en caso de síntomas como fiebre y tos.

En cuanto a las recomendaciones específicas para cada patología, aconsejan, por ejemplo, contactar telefónicamente con el centro de salud en caso de que un paciente con hipertensión tenga la presión arterial elevada (por encima de 160 y/o 110 mmHg), tras medirla tres veces y no conseguir normalizar (igual o por debajo de 140 y 90 mmHg).

Para los enfermos de EPOC se recuerda que no deben usar nebulizadores ni sistemas jet, por existir mayor riesgo de diseminación de COVID-19 a otros pacientes o al personal sanitario; y en caso de que sea inevitable, hacer uso de él en una habitación con presión negativa y con un filtro o mascarilla quirúrgica cubriendo el nebulizador.

Del mismo modo, quienes padezcan asma deben usar una cámara de uso individual. Por su parte, a los pacientes con enfermedad cardiovascular se les aconseja extremar la adherencia al tratamiento médico y evitar la ingesta excesiva de líquidos para que no los retengan y no se desestabilicen.