La Sanidad privada, “socio imprescindible” de la pública según el consejero madrileño


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, considera que la Sanidad privada es un socio imprescindible de la pública en el sostenimiento del sistema y, lejos tratarse de ámbitos antagónicos de confrontación, se complementan para mejorar la accesibilidad de la población a la atención sanitaria. En este sentido, califica de injusta la crítica de los últimos años por parte de ciertas plataformas y grupos políticos, y apunta: “en Sanidad hay que hacer política, pero nunca se debe politizar”.

El consejero reflexionó en torno al sistema sanitario y a los proyectos y desafíos necesarios para garantizar su sostenibilidad durante una intervención en el Foro Salud organizado por Nueva Economía Fórum, cuya presentación corrió a cargo del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

Ruiz Escudero abordó la situación de la Sanidad madrileña, cuyo presupuesto durante los últimos tres años ha sido el 41% del presupuesto regional anual, con un incremento en dicho periodo de 580 millones, y pidió la aprobación de un nuevo sistema de financiación autonómico que garantice cohesión, calidad, equidad y seguridad.

Se refirió también al nuevo modelo de gestión, en el que el paciente y las nuevas tecnologías ocupan un lugar destacado. Se engloban en él las diferentes políticas de promoción de la salud y prevención que culminarán en la futura Ley de Salud Pública de la comunidad, o el Plan de Modernización de Infraestructuras Hospitalarias, con un presupuesto de mil millones de euros para los próximos diez años.

En cuanto a los pacientes, destacó los principales aspectos que se están desarrollando, como la ruta sociosanitaria en la que la asistencia seguirá al paciente independientemente de donde reciba la atención, el fomento de la coordinación de los recursos públicos en Atención Primaria y Hospitalaria, o la necesidad del cuidado también de los familiares. En relación con los pacientes crónicos, indicó que se terminarán de implantar los servicios de Geriatría en hospitales, y subrayó la importancia de la telemedicina y la atención de hospitalización a domicilio. Resaltó además la puesta a disposición de los pacientes de los últimos sistemas de tecnología diagnóstica y terapéutica.

Ruiz Escudero anunció la creación de una red hospitalaria de amplia cobertura que permita realizar una cirugía robótica mínimamente invasiva mediante la implantación de seis robots quirúrgicos Da Vinci y la puesta en marcha de un plan estratégico de cirugía robótica.

Entre otras afirmaciones, señaló que para que la Sanidad pública siga manteniendo un lugar privilegiado es fundamental la aportación de los sectores que intervienen en su gestión, como los colegios profesionales, las sociedades científicas, la industria farmacéutica y tecnológica, los representantes políticos y los pacientes.

Respecto a la retirada de los copagos, indicó no tener problema en hacerlo si se aporta a las comunidades el presupuesto necesario, y respecto a la Ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid, recordó que la aprobación del anteproyecto está prevista para el próximo Consejo de Gobierno, tras lo cual será llevado a la Asamblea de Madrid para su aprobación definitiva. “La nueva Ley adaptará el papel de las oficinas de farmacia a los tiempos actuales”. Por otro lado, anunció la potenciación de la actividad del farmacéutico como agente de salud en coordinación con la atención primaria y la futura implicación de las farmacias en el ámbito de la atención domiciliaria.