La pubertad y la menopausia tardías se asocian a un menor riesgo de diabetes tipo 2 en mujeres


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Una nueva investigación presentada en la Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), que se celebra en Barcelona, muestra que el uso de la píldora anticonceptiva y los ciclos menstruales más largos están asociados a un mayor riesgo de desarrollar un tipo 2 diabetes, mientras que la pubertad y la menopausia tardías se asocian a un menor riesgo.

El estudio, realizado por Sopio Tatulashvili, del Hospital Avicenne (Francia) y colegas, sugiere que una exposición más prolongada a las hormonas sexuales, aunque más adelante en la vida, podría reducir el riesgo de diabetes y que en mujeres con alto riesgo de desarrollar la enfermedad podrían requerir asesoramiento personalizado en relación con el uso de la píldora anticonceptiva.

El estudio incluyó a 83.799 mujeres seguidas entre 1992 y 2014. Los autores observaron que una mayor edad en la pubertad (mayores de 14 años frente a menos de 12 años) redujo el riesgo de diabetes tipo 2 en un 12%, y el aumento de la edad en la menopausia (52 años o más en comparación con menos de 47 años) redujo el riesgo en un 30%. La lactancia materna también se asoció a una reducción del 10% en el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Además, un aumento en el número total de ciclos menstruales de por vida (más de 470 en la vida de una mujer versus menos de 390) se relacionó con un 25% menos de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y una mayor duración de la exposición a las hormonas sexuales (más de 38 años frente a menos de 31 años) se asoció a una disminución del 34% en el riesgo.

Por el contrario, el uso de píldoras anticonceptivas (al menos una vez durante la vida de una mujer en comparación con ningún uso) se asoció a un riesgo 33% mayor de desarrollar diabetes tipo 2, y un mayor tiempo entre períodos (32 días o más frente a 24 días y menos) se asoció a un riesgo 23% mayor.

Los autores destacan que "parece que una exposición más prolongada a las hormonas sexuales, pero más adelante en la vida, podría reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 más tarde, independientemente de factores de riesgo bien establecidos".

"El riesgo inducido por los anticonceptivos orales podría llevar a un asesoramiento personalizado para mujeres jóvenes riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, como aquellos con antecedentes familiares de diabetes, aquellos con sobrepeso u obesidad, o aquellos con síndrome de ovario poliquístico", concluyen.