La prevención, la detección temprana y el tratamiento de cáncer pueden salvar hasta 3,7 millones de vidas al año


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Implementar estrategias apropiadas de prevención, detección temprana y tratamiento puede salvar hasta 3,7 millones de vidas a nivel mundial cada año, según destacan desde la organización del Día Mundial contra el Cáncer 2019, liderado por la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC).

Con el lema “Soy y quiero”, el Día Mundial contra el Cáncer, celebrado ayer lunes, tiene como objetivo inspirar y alentar la acción de los pacientes, la comunidad sanitaria y los gobiernos para mejorar la conciencia pública y el acceso a la detección precoz y el diagnóstico.

En 2018, se diagnosticaron más de 18 millones de nuevos casos de cáncer, de los cuales casi 5 millones fueron de mama, cuello uterino, colorrectal y oral, que "podrían haberse detectado antes y tratarse de manera más efectiva". La detección temprana, el cribado y el diagnóstico mejoran significativamente las tasas de supervivencia y la calidad de vida de los pacientes, así como también reducen significativamente el coste y la complejidad del tratamiento.

"En este Día Mundial contra el Cáncer, queremos que se sepa que muchos tipos de cáncer se pueden controlar e incluso curar, especialmente si se detectan y tratan lo antes posible. Al detectar el cáncer en su etapa más temprana, aprovechamos la mayor oportunidad para prevenir millones de muertes evitables en todo el mundo", señaló el director ejecutivo de la UICC, Cary Adams.

La mayoría de los cánceres se pueden detectar de manera temprana. Cuando se diagnostica a tiempo y se combina con el tratamiento adecuado, la probabilidad de supervivencia después de cinco años es "drásticamente mayor" que cuando se detecta en una etapa posterior cuando el tumor se ha diseminado y la enfermedad está más avanzada.

Además, también puede reducir significativamente el coste del tratamiento. Los estudios en países de altos ingresos muestran que los costes para los pacientes con cáncer que se diagnostican de forma temprana son de dos a cuatro veces menos costosos que el tratamiento de las personas diagnosticadas con cáncer en etapa avanzada.

"El cáncer prospera por la presentación tardía de la enfermedad. El retraso permite que se propague y cause daños totalmente irreparables. Por eso, en este Día Mundial contra el Cáncer, insto a que se eduque en los signos y síntomas del cáncer y a no tener miedo de buscar ayuda de inmediato. Igualmente, pido a los gobiernos que prioricen y pongan en marcha programas de detección temprana para permitir un mejor acceso y brindar a los pacientes la posibilidad de combatir el cáncer", detalló la presidenta de la UICC y madre de una superviviente de cáncer, la princesa de Jordania Dina Mired.

La edad puede influir en gran medida en la capacidad de una persona para comprender y comunicar sus primeros síntomas de cáncer, lo que hace que los niños sean particularmente vulnerables. Sin embargo, los cánceres infantiles son generalmente algunas de las formas de cáncer más tratables: el 80% son curables si se administra un diagnóstico y tratamiento oportunos.

Desde la UICC también reivindican la necesidad de aumentar la concienciación entre médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud para mejorar la detección temprana del cáncer, especialmente en el nivel de atención primaria. "La mayoría de las personas presentan signos o síntomas de cáncer en el nivel de atención primaria en el año anterior a su diagnóstico formal de cáncer", lamentan.

Sin embargo, critican que incluso cuando un profesional sanitario puede sospechar de la existencia de un cáncer, los sistemas de derivación son débiles, y muchas veces pueden evitar que estos pacientes sean remitidos de manera eficiente para las pruebas de diagnóstico, lo que inevitablemente conduce a retrasos innecesarios en el tratamiento.

Esto es especialmente grave en los países de bajos ingresos, donde hay un gran número de diagnósticos en etapa tardía: el 35% de los países de bajos ingresos informaron que los especialistas estaban generalmente disponibles, en comparación con más del 95% de los países de altos ingresos.

En este Día Mundial contra el Cáncer, como parte de su iniciativa 'Tratamiento para todos', la UICC y sus más de 1.100 organizaciones miembros en más de 170 países reclamaron a los gobiernos que "traduzcan sus compromisos para reducir la carga del cáncer en una acción demostrable".

Para mejorar la detección temprana, la detección y el diagnóstico, y en línea con las pautas establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la UICC recomienda que todos los gobiernos implementen medidas para reducir el estigma y mejorar la conciencia pública sobre los signos y síntomas del cáncer, así como programas basados en detección temprana.

"Durante muchos años, el cáncer se ha considerado demasiado complejo y demasiado costoso de manejar. Todo lo contrario. Si no respondemos de manera decisiva al cáncer, las consecuencias económicas y sociales serán astronómicas. Para ganar la lucha contra el cáncer, los países deben garantizar que los servicios para la prevención, el diagnóstico temprano y el tratamiento del cáncer, así como los cuidados paliativos, se integren en los paquetes de beneficios como parte de los esfuerzos para lograr la cobertura universal de salud", concluyó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.