La prevalencia de la EPOC sigue aumentando en España, sobre todo en mujeres


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La prevalencia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) sigue aumentando en España, especialmente entre las mujeres, y, lejos de mejorar, la tasa de diagnóstico sigue empeorando, según los nuevos datos del estudio EPI-SCAN II comentados por el jefe del Servicio de Neumología del Hospital La Princesa de Madrid, Julio Ancochea.

Este especialista se ha pronunció así con motivo de la celebración de la octava edición de NeumoChiesi, titulada “Actualización en Neumología 2018: una mirada al futuro”, organizada por Omniprex S, con el aval científico de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y el patrocinio de Chiesi.

Precisamente la EPOC va a ser uno de los temas centrales del encuentro, al igual que el asma. Y es que, esta enfermedad sigue siendo una "gran desconocida" a pesar de que hay más de dos millones de personas afectadas en España, con edades comprendidas entre los 40 y los 80 años, y su incidencia no deja de aumentar. En concreto, según los resultados preeliminares del EPI-SCAN II, ya afecta al 11% de la población, de los cuales el 9% ya son mujeres.

"Son cifras preocupantes, más aún si tenemos en cuenta los últimos estudios que señalan que las niñas están empezando ya a fumar antes que los niños", subrayó Ancochea, para alertar de que, además, si en el trabajo EPI-SCAN I la tasa de infradiagnóstico se situaba en el 73%, el porcentaje ya parece haber aumentado hasta el 80%.

Una de las razones que, a su juicio, puede explicar el elevado infradiagnósticos es la escasa utilización de las espirometrías en las consultas de Atención Primaria, ya que no se están realizando de forma homogénea en toda España y porque muchos médicos de familia siguen realizar esta prueba a los pacientes que están en riesgo de padecer EPOC.

"Tenemos el mejor programa de trasplante pulmonar del mundo, pero somos incapaces de realizar espirometrías en toda España, lo que no deja de ser una paradoja. La Atención Primaria debe implicarse más en la difusión de esta enfermedad que mata cada año a 18.000 personas y que sigue siendo una gran desconocida", argumentó Ancochea.

De la misma opinión se manifestó el jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario Lucus Augusti de Lugo, Luis Pérez de Llano, quien informó de que, en el caso del asma, los servicios de atención primaria también deberían realizar un mayor esfuerzo para detectar los casos leves y derivar eficazmente al especialista los graves.

Según comentó, el 20% de los pacientes que le derivan a su unidad por asma no la padece, si bien esto suele ocurrir en el resto de España, dado que existe tanto un elevado infradiagnóstico como sobrediagnóstico. "Muchas crisis de ansiedad son tratadas como asma y no lo son, por eso es importante que se conozcan bien los síntomas para tratarlo adecuadamente", declaró.

El asma afecta actualmente a uno de cada 20 niños en España y a uno de cada 25 adultos y, aunque no es mortal, sí puede llegar a ser invalidante si no se trata bien. De hecho, con un tratamiento adecuado los pacientes suelen poder hacer una vida normal, siempre y cuando no lo abandonen, algo que, según alertó Pérez de Llano, hace el 50% de los asmáticos leves.

"Estamos en un momento que podemos considerar como una pequeña revolución en el abordaje del asma, incluida la grave, porque gracias a los nuevos tratamientos se puede controlar en la mayoría de los casos. No obstante, tenemos que incidir en los servicios de AP para creen sistemas de alerta de pacientes asmáticos y de que los casos graves siempre sean abordados por expertos", concluyó.