La preferencia por ser una persona madrugadora se relaciona con un menor riesgo de cáncer de mama

  • Richmond RC & al.
  • BMJ
  • 26 jun. 2019

  • de Miriam Davis, PhD
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Según un análisis mediante aleatorización mendeliana (AM) de 2 grandes conjuntos de datos del Reino Unido, ser una persona madrugadora puede ser un motivo de protección contra el cáncer de mama, mientras que una duración prolongada del sueño puede aumentar el riesgo.

Por qué es importante

  • Debe sopesarse informar a las pacientes de que determinadas características del sueño son factores de riesgo modificables.

Diseño del estudio

  • Se trata de análisis AM (en los que se exploran las asociaciones causales) del biobanco del Reino Unido prospectivo (n = 7784 casos de cáncer de mama) y del Consorcio de Asociaciones de Cáncer de Mama (Breast Cancer Association Consortium, BCAC; 122 977 casos; 105 974 personas de control).
  • Las características del sueño fueron, en la regresión multivariante, el cronotipo (preferencia por madrugar o trasnochar), el insomnio o la duración del sueño (biobanco del Reino Unido).
  • En el análisis AM se utilizan los polimorfismos de un único nucleótido (PUN) asociados con algunas características específicas del sueño en algunos estudios de asociación a nivel genómico (biobanco del Reino Unido y BCAC).
  • Financiación: NIH, otros.

Resultados clave

  • En el análisis de regresión multivariante del biobanco del Reino Unido, la preferencia por madrugar se asoció (frente a trasnochar) inversamente con los casos nuevos de cáncer de mama (HR: 0,95; IC del 95 %: 0,93 - 0,98/aumento de categoría).
  • En el análisis AM de 1 muestra del biobanco del Reino Unido, 341 PUN asociados con el cronotipo respaldaron un efecto protector de la preferencia por madrugar (HR: 0,85; IC del 95 %: 0,70 - 1,03/aumento de categoría).
  • En el BCAC, el análisis AM de 2 muestras respaldó el efecto protector de la preferencia por madrugar (OR: 0,88; IC del 95 %: 0,82 - 0,93/aumento de categoría) y el efecto adverso de una duración del sueño más prolongada (> 8 horas frente a 7 - 8 horas; OR: 1,19; IC del 95 %: 1,02 - 1,39/cada hora de aumento).
  • El insomnio no se relacionó con el cáncer de mama en ninguna de las dos bases de datos.

Limitaciones

  • Las características del sueño las notificaron las propias pacientes.