La OMS estudia la relación entre la COVID-19 y los síntomas de enfermedad de Kawasaki en niños


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró que el organismo sanitario internacional está estudiando el posible vínculo entre la COVID-19 y el síndrome inflamatorio multisistémico, similar a la enfermedad de Kawasaki, que están experimentando algunos niños durante la pandemia.

Un análisis detallado del brote de COVID-19 en Italia ha descritdo el aumento de los casos de una rara enfermedad similar a la de Kawasaki en niños pequeños, sumándose a los informes de casos similares de Nueva York (Estados Unidos) y el sudeste de Inglaterra. El síndrome es raro y los expertos subrayan que los niños siguen estando mínimamente afectados por la infección del SARS-CoV-2 en general.

La enfermedad de Kawasaki es una rara condición que afecta típicamente a los niños menores de 5 años. Provoca que los vasos sanguíneos se inflamen e hinchen. Los síntomas típicos incluyen fiebre y sarpullido, ojos rojos, labios o boca secos o agrietados, enrojecimiento de las palmas de las manos y las plantas de los pies, y glándulas inflamadas.

Normalmente, alrededor de una cuarta parte de los niños afectados experimentan complicaciones cardíacas, pero la afección rara vez es mortal si se trata adecuadamente en el hospital. No se sabe qué es lo que desencadena la condición, pero se cree que es una reacción inmunológica anormal a una infección.

Tedros avanzó que la OMS publicaría un informe científico sobre el síndrome inflamatorio multisistémico en los niños. "Los informes iniciales parten de la hipótesis de que este síndrome puede estar relacionado con la COVID-19. Es fundamental caracterizar urgente y cuidadosamente este síndrome clínico, comprender la causalidad y describir las intervenciones de tratamiento", apuntó Tedros.

La OMS ha elaborado una definición preliminar de caso y un formulario de informe de caso para este síndrome inflamatorio multisistémico en niños. Además, Tedros hizo un llamamiento a todos los médicos del mundo para que trabajen con sus autoridades nacionales y la OMS para estar en alerta y comprender mejor esta enfermedad.

Por su parte, la epidemióloga María Van Kerkhove, responsable de Enfermedades Emergentes y Zoonosis de la OMS, también valoró la situación. "No sabemos si está asociado o no a la COVID-19. Necesitamos más información. Hemos puesto en marcha una herramienta para recabar datos y entender mejor cómo funciona esta inflamación", añadió.

Además, la OMS ha publicado un informe de política sobre el género y COVID-19, que alienta a los países a incorporar un enfoque de género en sus respuestas a la pandemia. En primer lugar, pide que al registrar los casos, recopilen datos desglosados por edad y sexo; además, que prevengan y respondan eficazmente a los problemas de la violencia doméstica, que se han visto exacerbados por la pandemia; que fomenten la disponibilidad y el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva; que protejan y apoyen a todos los sanitarios (aproximadamente el 70% son mujeres); asegurar el acceso equitativo a las pruebas y el tratamiento; y asegurar que las respuestas sean inclusivas y no discriminatorias.