La OMS considera prematuro declarar la emergencia internacional por el coronavirus de China


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) resolvió ayer jueves que es "demasiado pronto" para declarar la emergencia de salud pública internacional a raíz del brote del nuevo coronavirus en China, tras dos días de reuniones para abordar la situación.

La Comisión de Emergencia de la OMS sobre el nuevo coronavirus subrayó la naturaleza "restrictiva" y "binaria" del virus, pero alertó de que en China, donde han muerto por el momento 25 personas y más de 800 se han visto afectadas, sí constituye una emergencia.

En este sentido, ha instado a aunar esfuerzos en el marco de una misión internacional multidisciplinaria que incluye a expertos chinos y ha destacado que dicha misión investigará la fuente del brote, la extensión y transmisión entre personas y la supervisión de las medidas puestas en marcha en las diferentes provincias chinas.

Además, la misión abordará las medidas de mitigación y contención de la enfermedad y la supervisión de las infecciones respiratorias agudas en las regiones afectadas.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha confirmado que "no declarará la emergencia internacional hoy". "Como ayer, la Comisión de Emergencia se ha mostrado dividida sobre si el brote del nuevo coronavirus supone una emergencia internacional", manifestó.

"No os equivoquéis. Es una emergencia en China, pero no se ha convertido aún en una emergencia global. El brote tiene un gran peligro en China, así como en la región", sostuvo.

El Gobierno chino decidió cerrar por completo Wuhan, ciudad portuaria con 11 millones de habitantes en la que comenzó el brote. Los vuelos y las líneas de trenes han sido cancelados, así como el servicio de autobuses y ferrys.

Las autoridades chinas también han expandido las restricciones de viaje a varias ciudades cercanas como Huanggang, Ezhou, Chibi y Zhijiang, que incluyen cierres completos o parciales del transporte público y afectan a millones de personas a pocos días de la celebración del Año Nuevo Lunar.

Por otro lado, las investigaciones señalan que este nuevo coronavirus, bautizado como 2019-nCoV, es en un 80% similar al virus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) que en 2003 afectó a 8.098 personas y mató a 774, principalmente en China. Además, también tiene una similitud del 88% con las secuencias de genoma relacionadas recolectadas de un murciélago en febrero de 2017. Sin embargo, los científicos han puntualizado que la similitud de las secuencias del genoma entre los virus no significa que su transmisión y patogenicidad sean similares. "Para entender el nuevo coronavirus, se necesita un análisis comparativo cuidadoso de fragmentos específicos relacionados con la transmisión y la patogenicidad dentro del genoma del virus", explican.