La OMS advierte de que América Latina se ha convertido en la "zona roja" de transmisión del coronavirus


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de que América Latina se ha convertido en la "zona roja" de transmisión del coronavirus, al tiempo que ha avisado de que la situación en estos países "está lejos de ser estable".

Según informó el director de Emergencias Médicas de la OMS, Michael Ryan, en las pasadas 24 horas, cinco de los diez países que más cantidad de casos del coronavirus han notificado se ubican en las Américas.

"Se trata de Brasil, Estados Unidos, Perú, Chile y México", ha desvelado Ryan. Además, en América Latina, los países con la mayor cantidad de incrementos en casos son Brasil, Colombia, Chile, Perú, México, Haití, Argentina y Bolivia. "Estamos viendo que, aunque los números no son exponenciales en algunos de estos países, hay un aumento progresivo diariamente", explicó.

En este contexto, avisó de que los sistemas de salud de estos países ya están comenzando a estar bajo presión. "En América Latina la situación está lejos de ser estable, y ha habido un rápido incremento de casos y los sistemas de salud necesitan del apoyo y la solidaridad mundial", precisó.

"Creo que no hemos alcanzado el pico de la pandemia y no puedo predecir cuándo lo haremos. Pero tenemos que mostrar solidaridad con estas naciones, apoyarlas y ayudarlas a superar el virus como hemos hecho con países de otras regiones. Es el momento de unirnos y no dejar a nadie atrás", afirmó Ryan.

La cantidad de personas que viven en entornos urbanos y la pobreza son algunos de los factores que están impulsando la intensidad de la transmisión el Latinoamérica.

En este sentido, Ryan puso el foco sobre países como Haití, por la debilidad de su sistema sanitario, pero no es el único. "Hay muchas respuestas diferentes en la región, vemos países que están abordando la pandemia desde un enfoque de toda la sociedad, el Gobierno y con información científica, mientras que en otros vemos una ausencia de esto, o hay debilidades en aplicarlo", lamentó

Por ello, a juicio del experto, existe una necesidad absoluta de proteger a América Latina y el Caribe. "Nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo", concluyó.

Los datos de la Universidad Johns Hopkins muestran unos cuantos ejemplos. Brasil registra casi 30.000 fallecidos por COVID-19 y tiene más de medio millón de casos confirmados, y está aún lejos de alcanzar el pico de la epidemia. Ayer lunes notificó 623 nuevas muertes registradas en las últimas 24 horas.

Perú contabiliza más de 170.000 casos confirmados y 4.634 fallecidos, con 128 nuevas muertes en las últimas 24 horas.

Chile supera los 105.000 casos, con 1.113 defunciones, mientras México supera los 93.000 casos y las 10.000 muertes el mismo día que estrena su “nueva normalidad”, con la apertura de algunos de los sectores económicos que habían estado cerrados en las últimas semanas.

No obstante, Estados Unidos sigue siendo el país más afectado del planeta, con 1,8 millones de casos y más de 105.000 fallecidos. Tras Brasil, que es el segundo país con más casos, se sitúa Rusia, con más de 414.000 y cerca de 5.000 víctimas mortales.

En Europa es Reino Unido el que contabiliza más casos (277.736) y fallecidos (39.127). Teniendo en cuenta solamente las defunciones, le sigue Italia (33.475), Francia (28.836) y España (27.127), donde ayer no se notificó ninguna nueva víctima mortal en 24 horas desde principios de marzo, según los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad.