La obesidad materna aumenta el riesgo de cáncer infantil (Am J Epidemiol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Investigadores de la Universidad de Pittsburgh y el Centro de Cáncer UPMC Hillman (Estados Unidos) han descubierto que los niños nacidos de madres obsesas tienen más probabilidades de desarrollar cáncer infantil.

El estudio ha sido publicado en el American Journal of Epidemiology y ha sido realizado analizando 2 millones de nacimientos entre 2003 y 2016, donde los investigadores encontraron una correlación entre el índice de masa corporal (IMC) de las madres antes del embarazo y el diagnóstico de cáncer posterior en sus hijos. Los resultados muestran que los niños nacidos de madres con obesidad severa -con un índice IMC superior a 40- tienen un 57% más de riesgo de leucemia.

Los investigadores creen que la raíz de esta causa tiene algo que ver con los niveles de insulina de la madre durante el desarrollo fetal, o posiblemente los cambios en la expresión del ADN de la madre, que se transmiten a su descendencia.

"Es importante destacar que no todos los niveles de obesidad conllevan el mismo riesgo. Entre las mujeres obesas en el estudio, un IMC más alto vino con tasas más altas de cáncer en sus hijos. Por lo tanto, incluso pequeñas cantidades de pérdida de peso pueden traducirse en una reducción real del riesgo", explica la autora principal del estudio, Shaina Stacy.

"En este momento, desconocemos muchos factores de riesgo evitables para el cáncer infantil. Mi esperanza es que este estudio pueda, de alguna manera, potenciar y también motivar la pérdida de peso", añade.