La mitad de los supervivientes de un ictus tiene problemas visuales (PLoS One)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo estudio de la Universidad de Liverpool (Reino Unido) pone de manifiesto la alta incidencia y prevalencia de problemas visuales en los supervivientes de un ictus agudo.

Para determinar el número de nuevos casos de discapacidad visual después del ictus y su prevalencia, los investigadores examinaron las evaluaciones de los ictus de 1.033 pacientes de tres unidades hospitalarias en un año.

Durante su estancia en el hospital, un ortoptista evaluó la agudeza visual, los campos visuales, la alineación ocular, la motilidad ocular, la falta de atención visual y la percepción visual de cada paciente. Así, descubrieron que el promedio de días (después del accidente cerebrovascular) antes de realizar un examen visual era de tres y, para una evaluación visual completa, el promedio era de cuatro días.

Excluyendo problemas oculares preexistentes, la incidencia de nuevas enfermedades visuales fue del 48% para todas las admisiones por ictus y del 60% en los supervivientes.

El 73% tenía problemas visuales: 56% con visión central alterada, 40% con anomalías en el movimiento de los ojos, 28% de pérdida del campo visual, 27% de falta de atención visual y 5% de trastornos de la percepción visual.

"La incidencia y la prevalencia de problemas visuales en el ictus agudo es alarmante y afecta a más de la mitad de los supervivientes. Hay una amplia gama de trastornos visuales que ocurren después de un ictus y, con frecuencia, con síntomas visuales. También hay una amplia variedad de opciones de tratamiento disponibles para estas personas", explican los investigadores en un estudio publicado en PLoS One.