La ministra de Sanidad subraya que la contaminación es responsable de una carga significativa de muertes


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha recordado que la contaminación del aire es responsable de una "carga significativa" de muertes y hospitalizaciones, al igual que existe una "abrumadora" evidencia científica de su impacto sobre la salud de la población.

A través de una serie de mensajes en las redes sociales, la ministra reaccionó así a las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien afirmó en una entrevista radiofónica que "nadie ha muerto" por contaminación en Madrid, al no ser "real" la alarma para la salud pública. Tras sus comentarios, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y otras autoridades y profesionales desmintieron a la dirigente madrileña.

Carcedo argumentó su posición con una serie de datos de distintos estudios científicos. Por ejemplo, ha señalado que la contaminación es responsable de "casi 10.000 muertes al año" en España, o que el 33% de la población (15 millones de personas) respira aire con niveles de contaminación por encima de los límites establecidos por la Unión Europea (UE).

Por otra parte, declaró que un 10% de los tumores de pulmón se debe a la contaminación, lo que supone unas 3.000 muertes evitables anuales. "Las partículas en suspensión, dióxido nitrógeno y ozono troposférico son los contaminantes con mayor daño para la salud humana por el aumento de riesgo cardiovascular y respiratorio", añadió.

Asimismo, apuntó que la contaminación se relaciona con el 13% de los casos de bajo peso al nacer y con el 17% de los partos prematuros que se producen en España. "Las altas concentraciones de contaminación en grandes ciudades aumentan los ingresos hospitalarios por demencia y Alzheimer", dijo la ministra.

Para Carcedo, estos datos "obligan a las autoridades sanitarias y ambientales a tomar medidas efectivas urgentes para reducir la exposición de la población". "Las consecuencias del cambio climático son ya una emergencia de salud pública. No podemos continuar sin dimensionar la terrible amenaza para la salud humana que supone el cambio climático. Es tiempo de actuar ya", ha concluido, pidiendo que se inicie el proceso para llegar a un "Pacto Verde para la Salud".