La migraña y el TDAH comparten una base genética común (Science)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Consorcio Brainstorm ha llevado a cabo un estudio con más de un millón de muestras genéticas donde se concluye que la migraña y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) comparten una base genética común, según informa el consorcio y el Hospital Vall d'Hebron en sendos comunicados.

El estudio, publicado en Science, muestra la correlación entre las enfermedades psiquiátricas, así como el hecho de que la neurología y la psiquiatría son especialidades claramente separadas.

Ha profundizado en las bases genéticas comunes de 25 enfermedades del cerebro partiendo de estudios del genoma de 215.683 pacientes y 657.164 controles, y su relación con 17 fenotipos -expresión de la genética en función del ambiente- de 1.191.588 individuos.

Mientras que los trastornos psiquiátricos comparten una variante genética de riesgo común, los trastornos neurológicos parecen ser diferentes entre ellos y también de los trastornos psiquiátricos.

Se demuestra que las variantes genéticas juegan un papel fundamental para explicar porque el cerebro de cada persona se comporta de manera diferente ante un mismo condicionante externo.

También comprueba la relación entre el rendimiento cognitivo y algunos trastornos psiquiátricos como el trastorno de déficit de atención o los trastornos por ansiedad; no obstante, el análisis no determina la dirección causal: sólo su relación genética.

El estudio subraya que los trastornos neurológicos "son cuestiones que se acercan más a la aparición de hallazgos observables en el cerebro con distintas causas", mientras que los trastornos psiquiátricos tienen una base etiológica genética común.

Los hallazgos clínicos pueden variar en la misma persona según el momento y la situación y según esta base, alguien diagnosticado de depresión podría manifestar síntomas de brote psicótico en otras circunstancias.

En el estudio han participado la directora médica de Fundació ACE, Mercè Boada, y el director científico de la misma entidad, Agustín Ruiz, así como el Hospital Vall d'Hebron, entre más de 800 autores de todo el mundo.