La melatonina podría ser tan importante como la vitamina D...

  • Noticias
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Conclusión práctica

  • Existen importantes similitudes entre el impacto en la salud de la melatonina y la vitamina D.
  • Ambas hormonas afectan a múltiples sistemas a través de sus funciones inmunomoduladoras y antiinflamatorias.
  • La deficiencia de vitamina D puede apuntar a un déficit de exposición a la luz solar y la deficiencia de melatonina a un déficit de oscuridad, en particular el exceso de luz azul artificial.

Relevancia 

La melatonina o N-acetil-5-metoxitriptamina ha sido noticia por su papel en la regulación del sueño. Conocida como un cronobiótico de interés para restaurar la calidad del sueño, las investigaciones de la última década han demostrado la capacidad de la melatonina para actuar como un potente antioxidante, agente inmunológico y regulador mitocondrial.

¿De dónde procede la melatonina en los humanos?

En los seres humanos, la melatonina se produce de forma natural en la glándula pineal a partir del triptófano y en las células enterocromafines del intestino, también se puede ingerir a través de la dieta. Aunque se presta mucha atención a la producción pineal, la producción de melatonina a través de la mucosa intestinal es 400 veces más importante...

La melatonina está presente en muchos órganos y tejidos y en casi todos los fluidos corporales. Los bebés reciben melatonina de la leche materna, pero no la producen hasta los tres meses de vida. Sus niveles aumentan durante la infancia, alcanzando una meseta en la pubertad y luego disminuyen lentamente con la edad después de los veinte años, alcanzando niveles insignificantes en las personas mayores.

La producción de melatonina puede verse influida por enfermedades, la dieta, factores ambientales como la luz azul por la noche y la medicación.

¿Acción sinérgica a nivel de la piel?

Mientras que los rayos UV-B son necesarios para convertir el deshidrocolesterol en vitamina D3, la melatonina actúa como antioxidante y protege la piel de los efectos nocivos de los rayos UV.

Además de su conocida función en el sueño, la melatonina desempeña también un papel en la protección de las células contra el estrés oxidativo, e incluso es uno de los antioxidantes más potentes del organismo. También interviene en la homeostasis mitocondrial, la regulación del genoma, la modulación de las citoquinas proinflamatorias e inmunitarias y tiene una acción antiinflamatoria sistémica y aguda.

El agotamiento de la vitamina D y la melatonina relacionado con la edad va acompañado de una disfunción mitocondrial con implicaciones clínicas que varían según la estación y la exposición a la luz.

Este contenido fue publicado originalmente en Univadis Francia.