La mala higiene en el inodoro es lo que propaga Escherichia coli resistente a los antibióticos (Lancet Infect Dis)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Es más probable que la superbacteria Escherichia coli resistente a los antibióticos se propague a través de una mala higiene tras el uso del inodoro que por la comida, como el pollo u otros alimentos poco cocidos como se ha considerado hasta ahora, según una nueva investigación de un consorcio que incluye la Universidad de East Anglia (Reino Unido), publicada en The Lancet Infectious Diseases.

E. coli es un microorganismo que todos llevamos en nuestro intestino de forma inocua, pero algunas cepas causan intoxicación alimentaria mientras que otras causan infecciones del tracto urinario e infecciones después de la cirugía intestinal. En el peor de los casos, se convierten en bacteriemias.

Esta superbacteria se ha vuelto considerablemente más resistente a los antibióticos en los últimos 20 años tanto en humanos como en animales. Particularmente importantes son las cepas con betalactamasas de espectro extendido (BLEE), enzimas que destruyen muchos antibióticos importantes de la familia de la penicilina y las cefalosporinas.

Pero hasta ahora, no se sabía si la E. coli resistente a los antibióticos que causa las infecciones del torrente sanguíneo se adquieren a través de la cadena alimentaria o si se transmiten de persona a persona.

Para responder a esta pregunta, los científicos secuenciaron los genomas de E. coli resistentes de múltiples fuentes en todo el Reino Unido, incluidas las infecciones del torrente sanguíneo humano, las heces humanas, el alcantarillado, el estiércol y la carne, incluida la carne de vacuno, cerdo y pollo, además de frutas y ensaladas.

Su trabajo revela que las cepas resistentes a los antibióticos de muestras de sangre humana, heces y alcantarillado eran similares entre sí. La cepa ST131 dominó entre ESBL-E. coli de todos estos tipos de muestras humanas. En cambio, cepas resistentes de carne fueron en gran medida diferentes a las que infectaban a los humanos y ST131 apenas se encontró, mientras las cepas ST23, 117 y ST602 fueron las dominantes. Ello significa que hubo poco cruce de ESBL-E. coli de animales a humanos.

El autor principal, David Livermore, explica que "la bacteria E. coli normalmente vive en el intestino de personas y animales sanos. La mayoría de las variedades son inofensivas o causan diarrea breve. Pero también es la causa más común de bacteriemia, con más de 40.000 casos cada año solo en Inglaterra. Y alrededor del 10% de estos casos son causados por cepas altamente resistentes con BLEE".