La linaclotida podría ser útil para reducir el peso corporal (Neuroendocrinol)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo hallazgo demuestra la posible utilidad de la linaclotida, fármaco comercializado para tratar el estreñimiento asociado al síndrome de intestino irritable, como terapia para combatir la obesidad. Según investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), este medicamento activa la grasa parda aumentando el gasto energético y la consecuente pérdida de peso sin necesidad de comer menos. El trabajo ha sido dirigido por Luisa María Seoane y publicado en Neuroendocrinology.

Según el estudio, el medicamento activa la misma vía de señalización que una sustancia producida de forma natural por el intestino humano, la uroguanilina. Datos previos del grupo de investigación habían demostrado que la administración directamente en el cerebro de uroguanilina a animales obesos actuaba sobre un mecanismo cerebral que activa la grasa parda.

"La mayor limitación de estos trabajos precedentes venía dada porque la administración cerebral no es una opción válida en humanos. Lo que ahora hemos descrito es que la linaclotida, administrada de forma oral, activa un mecanismo en el cerebro que provoca la pérdida de peso en modelos animales obesos sin afectar a la ingesta de alimentos", añade la investigadora.

Este medicamento solo ha sido probado en ratones y sus efectos no han sido corroborados todavía en pacientes. Si el efecto beneficioso de la linaclotida sobre la pérdida de peso corporal en modelos preclínicos se confirmase en humanos, supondría que dicho fármaco pasaría a tener un segundo uso diferente del que en la actualidad tiene, ampliando sus posibilidades terapéuticas al campo de la obesidad y enfermedades asociadas.