La lactancia materna reduce el riesgo cardiovascular de la madre


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las mujeres que amamantaron a sus bebés tienen menos probabilidades de desarrollar una enfermedad cardiaca más adelante en la vida, según los hallazgos presentados en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología (ECE 2019). Celebrada en Lyon (Francia). El estudio también sugiere que el efecto protector sobre la salud cardiaca aumenta en mujeres que amamantaron durante largos periodos de tiempo. Estos resultados proporcionan evidencia adicional de los beneficios de salud a largo plazo de la lactancia materna y de que se debe alentar a las mujeres a mantenerla cuando sea posible.

Anteriormente se había demostrado que la lactancia materna reduce el riesgo de depresión posparto y de ciertos cánceres en las mujeres. También se ha establecido que la lactancia materna puede ayudar a las madres a mantener un peso corporal saludable y regular el azúcar en la sangre. Es probable que estos beneficios estén relacionados con los niveles más altos de prolactina en las madres que dan el pecho. Más recientemente, estudios han indicado que la prolactina reduce el riesgo de diabetes, que es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular.

En el nuevo estudio, Irene Lambrinoudaki, de la Universidad de Atenas (Grecia) y colegas midieron los marcadores de la salud del corazón y los vasos sanguíneos en mujeres posmenopáusicas, en relación con su historial de lactancia materna. Después de ajustar otros factores de riesgo para la salud cardiovascular, como el peso corporal, la edad, los niveles de colesterol y los hábitos de fumar, los datos indicaron que las mujeres que habían dado el pecho tenían niveles significativamente más bajos de indicadores de riesgo de enfermedad cardiaca y riesgo cardiaco. Este efecto fue aún más significativo en las mujeres que habían amamantado durante largos periodos de tiempo.

"Estos hallazgos indican que la lactancia materna reduce el riesgo de enfermedad cardiaca en las mujeres –apunta Lambrinoudaki-. Sin embargo, este es un estudio de asociación solamente; ahora estamos interesados en determinar las causas subyacentes de este efecto protector".

"Si podemos demostrar la causalidad del efecto protector –añade-, las mujeres tendrán una razón más para amamantar a sus bebés, más allá de los beneficios ya documentados de la lactancia materna para la salud a corto y largo plazo tanto para ellos como para sus hijos".

El equipo de Lambrinoudaki ahora está investigando los mecanismos moleculares de cómo la prolactina afecta al azúcar en la sangre, que es un factor de riesgo importante para las enfermedades del corazón. Esta investigación podría descubrir nuevos mecanismos para abordar la prevención de enfermedades cardiacas para todos, no solo para las mujeres que dan el pecho.