La Junta de Andalucía aprueba nuevos modelos de contratos para promover la investigación


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado este viernes la Resolución de la Secretaría General de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud que actualiza la nueva normativa sobre investigación en salud. En concreto, establece nuevos modelos de contratos económicos entre los centros sanitarios, los institutos de investigación biomédica y los promotores, con el objetivo de favorecer la investigación en la comunidad.

Con estos modelos de contratos se pretende promover la realización de ensayos clínicos, estudios posautorización de tipo observacional con medicamentos de uso humano e investigaciones clínicas con productos sanitarios en su sistema sanitario público.

Asimismo la Consejería de Salud ha explicado al respecto que los modelos de contratos aprobados son “coherentes” con la nueva regulación europea y nacional sobre ensayos clínicos con medicamentos, y sobre protección de datos personales. También han explicado que la resolución, además de actualizar los modelos del 2013, incluye un contrato más, diseñado especialmente para su utilización en las investigaciones clínicas con productos sanitarios que se realicen en el Sistema Sanitario Público de Andalucía.

La capacidad investigadora de Andalucía

Más allá de comentar este tipo de nuevos contratos, desde la Junta de Andalucía se han ofrecido los datos actuales de su actividad investigadora. De esta forma, la sanidad pública andaluza cuenta en la actualidad con más de 1.500 ensayos clínicos activos para “probar la eficacia y seguridad de tratamientos que podrían posibilitar alternativas terapéuticas que mejoren la salud de los ciudadanos o que se conviertan en alternativas terapéuticas a enfermedades que hoy no tienen cura”.

A estos ensayos clínicos, tanto de carácter independiente como comercial, se unen también los estudios observacionales y la investigación con productos sanitarios, que aumentan la cifra hasta 2.184 estudios clínicos en total. Estos trabajos de investigación se realizan en los centros asistenciales y los laboratorios especializados que existen en la red sanitaria pública de Andalucía.

Por último, se destaca que desde hace poco más de un año, Andalucía cuenta con ReVECA, un registro de personas voluntarias interesadas en participar en ensayos clínicos en la comunidad autónoma, que es el primero que se pone en marcha en España con esta finalidad. Creado por el Decreto 201/2017, de 19 de diciembre, su objetivo es facilitar la participación de pacientes en ensayos clínicos y agilizar la puesta en marcha de estudios con nuevos fármacos o productos sanitarios innovadores.