La insuficiencia cardiaca es causa del 3% de todos los ingresos hospitalarios


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La insuficiencia cardiaca es la causa del 3% de todos los ingresos hospitalarios en España, según se ha puesto de manifiesto en la XX Reunión de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que abordó en Valencia las últimas novedades en el manejo de esta enfermedad.

Se calcula que se producen alrededor de 100.000 hospitalizaciones anuales por esta causa, según un estudio del Grupo de Insuficiencia y Fibrilación Auricular de la SEMI, siendo además la primera causa de hospitalización de los mayores de 65 años.

Representa el 2,5% del coste de la asistencia sanitaria española y "un enorme reto sanitario en nuestro país, al igual que en el resto de países desarrollados", ha explicado el coordinador del grupo especializado de la SEMI para esta materia, José María Cepeda.

Este especialista recuerda que la enfermedad se asocia normalmente a otras como la EPOC, la anemia, la insuficiencia renal, la diabetes o la demencia. La "presencia de varias enfermedades asociadas dificulta el tratamiento, por lo que debemos realizar un enfoque global del paciente y no de cada enfermedad por sí misma", ha indicado. Para ello, se requiere la continuidad en la asistencia del internista, el médico de atención primaria y la enfermería.

En cuanto al tratamiento, "varios ensayos clínicos han demostrado que la administración de hierro intrevenoso en estos pacientes mejora su capacidad funcional y reduce los ingresos por descompensación de insuficiencia cardiaca", ha afirmado Cepeda.

No obstante, la insuficiencia cardiaca comporta dos problemas en su tratamiento: en las primeras fases puede pasar desapercibida o confundirse con otra afección y es difícil diagnosticarla en personas obseas, ancianas o con enfermedad pulmonar crónica.

El ejercicio físico y recurrir a la dieta mediterránea y reducir la sal en las comidas constituyen los consejos que aportan los profesionales médicos para mejorar la capacidad, los síntomas y la calidad de vida de los pacientes.

La aparición de la dolencia puede retrasarse mediante la modificación de los hábitos que pueden constituir factores de riesgo.

Además, la ecocardiografía es uno de los métodos que, tras la exploración física, permite obtener mayor información de los pacientes. Los ecógrafos pequeños y de menor coste, presentes en los últimos años, han generalizado la técnica.

"Tiene un importante valor pronóstico a corto y medio plazo", ha sostenido el coordinador del Grupo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilacion Auricular de la SEMI.

La reunión de la SEMI también abordó la fibrilación auricular, patología que coexiste con la insuficiencia cardiaca. Pueden desembocar la una en la otra y "tienen factores de riesgo comunes, tales como la edad, hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad, disfunción valvular y enfermedad coronaria", declara Cepeda.

De hecho, dos de cada tres pacientes con insuficiencia cardiaca tiene fibrilación articular, según el registro RICA. La fibrilación articular es también más frecuente cuanto más grave es la insuficiencia cardiaca, ya que su aparición agrava los signos y síntomas de ésta, asociándose además con un incremento de mortalidad.

La mortalidad anual de la insuficiencia se sitúa en torno al 16% pero está cerca del 60% a los 10 años de padecerla, y supone la cuarta causa de muerte en España.