La insuficiencia cardíaca con fracción de eyección conservada con origen en variantes genéticas raras no es tan infrecuente

  • Povysil G et al. | JAMA Cardiol | 16 de diciembre de 2020

  • Informes clínicos
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Reseñado por Dra. Emily Willingham | Informes Clínicos | 29 de diciembre de 2020

Conclusión práctica

  • Las variantes genéticas raras se asocian con más frecuencia de la creída con la insuficiencia cardíaca con fracción de eyección conservada.
  • Las mutaciones en el gen de la titina y en otros genes no son tan raras en pacientes con sospecha de insuficiencia cardíaca isquémica.

Relevancia

  • Editorial: "En general, estos descubrimientos sugieren que estas miocardiopatías raras podrían no ser tan raras."

Resultados fundamentales

  • Los autores realizaron una secuenciación completa del exoma de 5.942 pacientes con insuficiencia cardíaca.
  • Descubrieron que, entre los 127 pacientes con mutaciones en el gen de la titina, 71 presentaban enfermedad isquémica como la principal etiología de insuficiencia cardíaca.
  • También informan de una asociación entre las mutaciones en el gen de la titina y la etiología hipertensiva de la insuficiencia cardíaca.
  • Analizaron también datos de ensayos clínicos.
  • Un análisis de datos del Biobanco de Reino Unido también mostró una prominencia de mutaciones en el gen de la titina.

Diseño del estudio

  • Análisis retrospectivo de ensayos clínicos y análisis prospectivo del Biobanco de Reino Unido.
  • Secuenciación completa del exoma en pacientes en los ensayos CHARM y CORONA.
  • Financiación: Columbia University Institute for Genomic Medicine; AstraZeneca.

Limitaciones

  • Debido al reducido número de pacientes en algunos subgrupos y a la rareza de algunos casos con mutación diagnóstica relevante, los efectos aleatorios y las verdaderas diferencias pueden estar confundidos.
  • Las estrictas reglas de clasificación para la patogenicidad de las variantes probablemente tuvieron como consecuencia el infradiagnóstico de enfermedades genéticas.