La inmunoterapia con células CAR-T podría ser eficaz para el cáncer de páncreas avanzado (Gut)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un nuevo enfoque para tratar el cáncer de páncreas usando "células asesinas educadas" se ha mostrado prometedor, según una investigación inicial realizada por la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido). Se trataría, además, de una inmunoterapia personalizada, extremadamente segura y sin apenas efectos secundarios.

La nueva inmunoterapia basada en células, que aún no se ha probado en humanos para el cáncer de páncreas, hizo que los ratones estuvieran completamente libres de cáncer, y eliminó incluso las células cancerosas que ya se habían extendido al hígado y los pulmones.

En el estudio, publicado en Gut, el equipo utilizó células de cáncer de páncreas de pacientes con enfermedad en estadío avanzado y las trasplantó a ratones. Luego tomaron las células inmunes de los pacientes y las modificaron para identificar y eliminar específicamente las células cancerosas, creando "células asesinas educadas" o células CAR-T.

Por primera vez, el equipo introdujo una nueva tecnología que les permitió controlar completamente la actividad de las células CAR-T, lo que las hace potencialmente más seguras.

El primer autor de la investigación, Deepak Raj, explica que "la inmunoterapia con células CAR-T ha sido tremendamente exitosa en los cánceres hematológicos, pero desafortunadamente ha habido efectos secundarios tóxicos en el tratamiento de tumores sólidos. Dado el mal pronóstico del cáncer de páncreas con los tratamientos convencionales, es de vital importancia que desarrollemos terapias de células CAR-T seguras y eficaces para tumores sólidos, como el cáncer de páncreas".

"Nuestro trabajo -añade- sugiere que nuestras nuevas células CAR-T 'intercambiables' podrían administrarse a pacientes humanos con cáncer de páncreas, y podríamos controlar su actividad a un nivel que mate el tumor sin efectos secundarios tóxicos en los tejidos normales".

El nuevo sistema conmutable CAR-T del equipo significa que el tratamiento se puede activar y desactivar, o cambiar su actividad al nivel deseado, lo que hace que la terapia sea extremadamente segura y minimiza los efectos secundarios y mejora la seguridad del tratamiento.

La actividad del tratamiento se controló mediante la administración o retirada de la molécula de cambio en ratones vivos, sin afectar la capacidad del tratamiento para matar los cánceres de páncreas. El equipo ahora espera llevar esta terapia prometedora a la fase clínica, para probarlo en personas.