La industria farmacéutica defiende que asegurar el acceso a nuevos fármacos no pone en riesgo la sostenibilidad del sistema sanitario


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El subdirector general de Farmaindustria, Javier Urzay, ha defendido que asegurar el acceso a los medicamentos innovadores es perfectamente compatible con la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Aunque afortunadamente estamos en un momento positivo en cuanto a la aportación de la innovación, existen suficientes herramientas que permiten garantizar la sostenibilidad de la inversión pública en sanidad y, específicamente, en nuevos tratamientos", destacó Urzay en el Congreso Nacional de Hematología, organizado por la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH), celebrado en Valencia.

En este sentido, recordó la caducidad de las patentes, que permite que en España los medicamentos que siguen protegidos por una patente apenas representen en España el 30% de la factura total. De esta forma, reivindicó que una vez vencido el plazo de protección de los nuevos fármacos, la entrada al mercado de genéricos y biosimilares "generan ahorros suficientes para la incorporación a la práctica clínica y asistencial de nuevas soluciones terapéuticas innovadoras".

Por otra parte, apuntó que otra garantía adicional es el Convenio por la Sostenibilidad y el Acceso entre el Gobierno y Farmaindustria, por el que las compañías farmacéuticas se comprometen a devolver a la Administración la diferencia si el gasto público en medicamentos originales crece por encima de lo que lo haga el PIB real. "Se trata de un ejercicio de corresponsabilidad que demuestra hasta qué punto nuestro sector está comprometido con la sostenibilidad del sistema sanitario y con hacer posible que nuestros pacientes tengan acceso a los mejores medicamentos lo antes posible", dijo Urzay.

"Con todos estos elementos sobre la mesa, podemos tener la seguridad de que contamos con una base sólida que asegura la sostenibilidad tanto presente como futura del sistema sanitario, que al igual que ha permitido a los pacientes acceder a las innovaciones en el pasado, incluso durante la larga crisis económica, lo seguirá haciendo en los próximos años con la colaboración de todos los agentes implicados", concluyó.